Con esto de ser usuarios cada vez más hiperconectados, si no hemos vivido en nuestra propia piel acciones de marketing tan locas como originales, siempre tendremos forma de enterarnos de qué ida de cabeza ha tenido qué empresa esta vez. Y hoy me encargaré de que conozcas la campaña The North Face ‘Extreme Shopping’.

Lo cierto es que todas estas acciones tienen un porqué, y si has escuchado algo sobre el marketing de contenidos ya te adelanto que no es ninguna banalidad. 

¿Que qué es el marketing de contenidos? Aunque hoy espero dejarte el concepto claro con un ejemplo de lo más aventurero, esta práctica viene a ser la creación y difusión de contenido interesante y original de cara a la futura captación de clientes.

Si el concepto no termina de cuadrarte, posiblemente estés pensando:

Este rollo ya me lo han contado muchas veces

Así que, como ocurre con casi todo en el mundo del marketing, la teoría parece dejar mucho que desear. Pero estoy convencida de que con el ejemplo que quiero enseñarte no te vas a quedar indiferente.

Situando The North Face ‘Extreme Shopping’

El nombre con el que esta empresa ha denominado a su campaña no es ninguna exageración, y es que si The North Face se dedica principalmente a la venta de ropa para deportes de aventura, ¿qué otra cosa podíamos esperar de ellos?

El target de The North Face 'Extreme Shopping' parece claro

El blanco objetivo al que quería “atacar” esta compañía parecía claro: personas jóvenes, con vidilla, aventureras. Pero contando con presencia a nivel internacional la pregunta pasó a ser:

¿Dónde lanzamos la campaña?

Intenta pensar por un momento en algún país cuyas televisiones emitan programas de lo más alocados o donde tengan lugar shows descabellados pero a los que todo el mundo se apunta.

Si no has acertado, seguro que te has acercado bastante: Corea del Sur fue el territorio elegido. ¡Muy acorde!

¡Agárrate que vienen compras con The North Face ‘Extreme Shopping’!

Decidido el target y la ubicación, sólo quedaba pasar a la puesta en escena, y al departamento de marketing de The North Face le sobraba inspiración.

La idea comenzaba en lo que aparentemente era una de sus tiendas de Corea del Sur. Aparentemente porque este tipo de escenarios pasan a denominarse pop-up stores: tiendas que esconden mucha acción.

En este tipo de acciones, la compañía se mueve como pez en el agua, y es que The North Face ‘Extreme Shopping’ no es la primera campaña loca que montan.

Ejemplo de Pop-Up Store de The North Face

Preparada la pop-up store, quedaba esperar que los peces mordieran el anzuelo. ¡Pobres inocentes compradores!

En cuanto uno entraba en el establecimiento, se les pedía que se probaran una nueva chaqueta que acababan de sacar a la venta, si es que la querían. Si la respuesta era afirmativa, ya estaban dentro del juego.

Con sólo pulsar un botón, la vendedora desvelaba el verdadero escenario en el que tomar las riendas ante el desafío que ahora tenían en frente si querían hacerse con la chaqueta: lanzarse en tirolina, atravesar dianas y cruzar un río.

Esto es lo que se escondía para The North Face 'Extreme Shopping'

Al comprador se le daba una última oportunidad para rezagarse y no participar en la trepidante acción. Aunque  más de uno se echó para atrás, así lo vivieron los aventureros:

Las caras de satisfacción tras superar el reto lo dicen todo: se llevan una chaqueta valorada en casi 300€  tras una aventura cargada de adrenalina. Toda una experiencia, ¿verdad?

La campaña The North Face ‘Extreme Shopping’ tampoco pasó desapercibida para los internautas, y es que el vídeo que acabas de ver cuenta con más de 5 millones de visualizaciones.

¿Quién dijo que comprar era aburrido?

Vista la tendencia que el marketing de contenidos está marcando en el mundo del shopping a día de hoy, me pica el gusanillo sobre si algún día participaré en alguna campaña tan guay como la de The North Face.

Las posibilidades con las que sorprendernos a los compradores son infinitas, pero toda experiencia así tiene que ser una anécdota bastante graciosa e interesante, ¿no crees?

Y después de conocer esta campaña, me voy a dar una vuelta por el centro, que quién sabe, igual acabo cruzando la ciudad en tirolina o tirándome en paracaídas. ¿Te apuntarías?

Ya sabes: si te ha gustado…¡Dale volumen y comparte! 😉

Fuentes: adevee, media.ztat, Into The Minds, Agencia Telling