Si hablamos de seguridad, seguramente una de las marcas que se te venga a la cabeza sea Volvo. Pero, ¿y si hablamos de lujo? Es posible que, al igual que pasa en Estados Unidos, pienses en otras como BMW, Mercedes o Audi.

Para acabar con esto y con la intención de demostrarnos que Volvo tiene mucho que ofrecer en el mercado del lujo, la fabricante de coches sueca decidió lanzar The Volvo Hijacking Car Service, una campaña  muy diferente a lo que nos tenía acostumbrados y con la que personalmente me quito el sombrero.

The Volvo Hijacking Car Service , una campaña en forma de emboscada

¿Cómo conseguir que otras marcas hagan que potenciales clientes prueben tu producto? Esa fue la pregunta que el equipo de Volvo se hizo y, aunque parezca complicado, lo que ha conseguido con su nueva campaña. ¿Cómo? Vedlo vosotros mismos.

Sinceramente, ¿se te habría ocurrido a ti? A mí desde luego no. Como habrás visto, lo que hace Volvo es falsear varias campañas de sus competidores a través de vídeos en Youtube en los que ofrece a las personas ir a probar uno de sus modelos en el concesionario, eso sí, siendo recogidos de forma gratuita en sus casas.

Cual es la sorpresa de los clientes cuando se encuentra que quien les recoge es un representante de Volvo en uno de sus modelos de lujo. Ya que está ahí, ¿por qué no probarlo?

15 minutos es el tiempo que tarda en llegar al concesionario y en el que Volvo aprovecha para demostrarles a las personas que ese coche no tiene nada que envidiar a cualquier BMW, Audi o Mercedes.

¿Qué es lo mejor de la campaña? Que en lugar de hacer como muchas empresas que atacan a todo ser vivo posible aunque no tenga interés en el producto, Volvo lo hace directamente sobre personas que, en ese momento, tienen intención directa de compra.

Ya viste los resultados, 3 de cada 10 clientes decidieron ir al concesionario de Volvo en busca de más información lo que aumentó las ventas de Volvo en un 27% durante el mes de promoción en Miami. Sencillamente, fantástico.

Hemos visto geniales campañas de otras marcas como Ikea o Molson Canadian, sin embargo, esta se supera por lo retorcida que es. La pregunta ahora es, ¿qué dirían BMW, Mercedes y Audi cuando vieron lo que estaba haciendo Volvo? Pagaría por ver sus caras.

Y a ti, ¿qué te ha parecido The Volvo Hijacking Car Service?

Lo bueno, se comparte.