Existiendo ya coches que se alimentan de agua salada, aviones que usan tabaco como combustible y mochilas de metano que aprovechan la energía de los pedos, estaba claro que a la energía solar le tocaba reinventarse.

The Window Socket es un invento tan increíble como simple que resulta sorprendente que a nadie se le haya ocurrido hasta ahora. Se trata de un pequeño cargador que se pega a una ventana y absorbe la energía solar en una pequeña batería interna, dando así la posibilidad tanto de enchufarle en ese mismo momento tu móvil como de llevártela y usarla como una pequeña batería portátil.

The window socket - Enchufe de ventana

The Window Socket: obtén energía de cualquier ventana

Lo que hace tan especial a The Window Socket (o enchufe de ventana, traducción literal) es que, si bien en el mercado ya existen montones de placas solares y demás, se trata del primer enchufe que capta la energía de forma directa. Tan simple como veis en las fotos, todo lo que tenemos que hacer es pegarlo a cualquier ventana en un día soleado y ya está listo para usar.

Además, y como podéis imaginar, la energía que obtengamos será totalmente gratuita (cualquier placa solar o similar paga impuestos). Diseñado por Kyuho Song y Boa Oh, el Window Socket es bueno para el medio ambiente, muy fácil de usar y bastante simple en cuanto a diseño.

 

La batería que lleva incorporada es muy pequeña, con tan sólo capacidad para 1000mAh, lo que sería más o menos suficiente para cargar nuestro teléfono, dependiendo de cuál tengamos y de cómo lo carguemos (con enchufe USB o con otro modelo de entrada). Pero en ningún caso será suficiente para cargar otro tipo de dispositivos como un portátil o una tablet. No obstante, siendo el primer producto de su categoría, esperamos contar pronto con nuevos modelos mucho más potentes.

Eso si, tarda entre 5 y 8 horas en cargarse por completo (depende de lo soleado del día).

The Window socket - DiseñoThe window socket - Placa solar

El diseño, como vemos, es más bien simple. Por delante tendremos el enchufe que tendremos que girar para ponerlo en funcionamiento y por detrás una pequeña placa solar y una ventosa, con la que podremos pegarlo a cualquier ventana.

En cuanto al precio y la disponibilidad de este cargador solar, ya sabéis que en NST siempre vamos un pasito por delante, por lo que aún se trata de un prototipo y tendremos que esperar un poco para su salida al mercado.

The window socket - funcionamiento

Una iniciativa sorprendente por su simpleza y utilidad. Tanto que resulta extraño que hasta ahora a nadie se le hubiera pasado por la cabeza. Esperemos que pronto más productores a nivel industrial se interesen por él, que lo mejoren y que su producción se generalice. Imagina las posibilidades: en un avión, en el coche o en cualquier lado. 

¿Conoces algún dispositivo similar? ¿Lo usarías o crees que la capacidad de la batería es aún muy limitada?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: stumbleupon