¿Cuántas veces se ha puesto a ladrar tu perro, el de tu prima, el de tu amigo o el de tu vecina y te han dado ganas de cogerlo y tirarlo por la ventana porque no había manera de saber qué narices quería decir el animal? Si os soy sincero, a mi me ha pasado más de una vez y más concretamente con un perro que tuve que ni aún capándolo se calmó.

Lo bueno es que quizás dentro de poco esto se acabe y pasemos a tener conversaciones tan fluidas como las que tenían en Men in Black con el perro o Peter Griffin con Brian gracias al traductor del lenguaje de perros que está desarrollando la Sociedad Nórdica para la Invención y el Descubrimiento.

Porque mucho se ha estudiado de cómo poder detectar las emociones de las personas y poco de los animales. Y sinceramente amigos, las personas ya hablan demasiado como para que tengamos que entender hasta sus pensamientos. Además, si ya a veces la gente dice cosas por la boca que no deberían, imagínate si encima traducimos sus pensamientos y emociones. El planeta desaparecería en pocos años.

Pues bien, vamos a centrarnos en ¨No More Woof¨, el dispositivo que nos permitirá traducir el lenguaje de los perros y que estoy seguro que te va a molar mucho.

Es posible traducir el lenguaje de los perros

¿En qué consiste ¨No more Woof¨?

Si has visto la foto principal de este post habrás pensado “¡Qué coño es esto! Si parece el aparato que se ponía nuestro tatarabuelo en la oreja para escuchar lo que pasaba a su alrededor”. Pues a pesar de que parezca eso, ¨No More Woof¨ es más complicado.

Si resumimos así en pocas palabras podríamos decir que este aparato lo que hará será registrar las ondas cerebrales de los animales, descifrar sus patrones de pensamiento y traducirlos al lenguaje humano a través de un altavoz.

Si observamos el aparato, vemos su forma y nos ponemos un poco más técnicos podemos decir que ¨No More Woof¨ monitorea la actividad cerebral a través de una interfaz cerebro-ordenador (BCI) y una electroencefalografía (EEG), sistema utilizado en la exploración de la neurofisiología en los humanos. El registro es enviado por BCI a un ordenador Raspberry Pi, incorporado en el mismo aparato, que se encarga de emitir la información a través e micrófonos.

Sistema para traducir el lengua de los perros

Sí, sé que quizás estés pensando que vaya rollo te he contado en este último párrafo pero es que tenía que ponerlo para los que entiendan de esta tecnología.

Os dejo con el vídeo de presentación con el que piden financiación de la que luego hablaremos. Fíjate en el momento en el que dice el hombre ¨Déjame mostrarte cómo funciona¨ y lo único que hace es ponerle el aparato al perro en la cabeza. Ni un mísero ladrido…Que decepción.

¿En que fase se encuentra actualmente?

Como decía antes, se encuentra en una fase de desarrollo a la que todavía le queda bastante por delante ya no sólo por el sistema de traducción sino por el diseño, el cual buscan que sea más pequeño ya que si nos fijamos en el de ahora… cualquiera saca a su perro con esto.

Hasta el momento y con todos los estudios realizados se han descubierto tres expresiones que pueden ser reconocidas en los ladridos de los perros:

Tengo hambre

Estoy cansado

Estoy nervioso

¿Quién eres tú?

Eso sí, están en fase de descubrir más aunque vaya, con esas y con que me avise cuando quiere salir a mear, cagar y jugar, a mi me vale.

Respecto a financiación, este proyecto también apostó por el Crowdfunding y más concretamente por la plataforma Indiegogo, llegando a recaudar más de 22.000 euros, más del doble de lo que pedían pero aún así escaso desde mi punto de vista.

Algo interesante y que quizás te interese saber es que actualmente ¨No More Woof¨ sólo traduce el lengua de los perros a Inglés. Sí, una putada que tu perro vaya a saber más inglés que tú. De todas formas están en proceso de dar la opción de francés, español y mandarín.

Traducir el lenguaje de los perros con No More Woof

Así que si estáis cansados de ladridos sin sentido que más que transmitir ternura te hacen odiar a tu amado perro cada vez más, no te preocupes porque pronto tendremos noticias de la evolución de ¨No More Woof¨.

De todas formas, a mi este aparato me deja, por el momento, con bastantes dudas. Dudas como por ejemplo si la gente estará dispuesta a pasear a su perro con esto por la calle o si lo verán una humillación para su perro y para ellos. si será un dispositivo que irá la mayor parte del tiempo puesto en el perro o si sólo se pondrá cuando se ponga a ladrar, y si es realmente necesario un aparato de este tipo y por lo tanto la gente lo comprará.

Quizás tenga más urgencia uno que te haga una buena traducción del llanto de los bebés. Sé que ya hemos visto varios como el Crytranslator pero habrá que ver hasta que punto son fiables.

¿Tú qué opinas? ¿Estoy en lo cierto o me equivoco?

Y como diría mi amigo René Descartes: “Comparto, luego existo