El mar ocupa un 60% de la superficie de nuestro planeta, y contiene el 80% de toda la vida en la tierra y sin embargo es el medio más desconocido por ahora, se calcula que un 90% de él aún no se ha explorado.

Eso es lo que lleva años planteando Jacques Rougerie, un arquitecto e ingeniero dedicado a descubrir los misterios que se esconden en el mar.

SeaOrbiter: mitad barco mitad submarino para explorar el mar

El proyecto de Jacques Rougerie y su equipo es más que un simple estudio oceanográfico. Después de llevar 30 años investigando han desarrollado un buque que surcará el mar adentrándose en el mundo submarino con el fin de investigarlo de una forma más concisa.

Podríamos decir que es la obra de ingeniería naval más grande conocida hasta ahora, lo definiríamos como mitad barco mitad submarino, pues cuenta con 3 terceras partes del buque sumergidas bajo el mar.

SeaOrbiter, es un laboratorio oceanográfico con 51 metros de altura, de donde 31 metros estarán bajo el mar. Pesa 1.000 toneladas y su casco está hecho con una aleación de aluminio y magnesio 5 veces más grueso que el de un barco normal. Todo este armazón flotará y se moverá utilizando las corrientes marinas, abasteciéndose de energía generada a partir del sol, las olas y el viento.

Parte barco

La parte superior del buque ocupa unos 18 metros, y en ella nos encontramos un gran mirador con vista de 360º,  8 antenas y una grúa. A continuación un ascensor, la sala de máquinas, desde donde se controla la navegación del buque y la zona presurizada.

 Nuevo buque del mar

Parte submarino

La parte bajo el mar estará compuesta por las instalaciones que se detallan a continuación:

  • (-2 metros), cuartos para el capitán e invitados, un área multimedia.
  • (-4,5 metros), un observatorio y laboratorio para analizar y procesar los datos, con 8 literas para tripulación.
  • (-7 metros), una sala de observación con comedor panorámico y cocina.
  • (-9,35 metros), una cámara para pasar de la zona de presión normal a la zona presurizada con un colgadero submarino con acceso directo al mar, así como una cocina, una sala de estar y un puesto de observación para 8 personas.
  • (-11,70 metros), literas y un área de trabajo, con una plataforma que contiene agua, suministros, combustible, está equipada con luces bajo el agua, aquí es donde los buzos entrenarán.

Debajo de la parte submarino, se ubica una quilla de 450 toneladas que se puede mover fácilmente en caso de problema, y además es retráctil para facilitar el paso por bancos de arena o canales menos profundos.

Novedoso barco en el marAlgunas de las principales misiones de este super barco serán:

  1. Explorar la parte del océano que aún es desconocida y el ecosistema marino.
  2. Educar al mundo en la necesidad de investigar el mar.
  3. Contribuir en la conservación del océano.
  4. Servirá como simulador espacial para entrenar a astronautas en cabinas presurizadas.
  5. Buscar en el mar soluciones con las que mejorar nuestras necesidades básicas.
  6. Será una herramienta esencial para estudiar la relación entre el calentamiento global y los océanos, que absorben alrededor de una cuarta parte de todas las emisiones de carbono.

Una de las particularidades del SeaOrbirer es que se podrá seguir en directo la vida diaria de la tripulación, su exploración, sus descubrimientos y los resultados científicos que se descubran. Además realizará contenidos educativos extraídos de las conclusiones de sus estudios.

[Tweet ““Es del océano de donde nacerá el destino de las civilizaciones venideras” @Sea_Orbiter ” ]

Según Rougerie, el SeaOrbiter. “Es un hábitat que se mueve y un punto de partida dinámico para la investigación y la exploración submarina. No va a sustituir a los barcos oceanográficos o submarinos de exploración. En cambio, es otra manera de explorar y comprender mejor el universo bajo el agua y llevar la vida humana en el mar a otro nivel, durante períodos más largos, 24 horas al día, siete días a la semana”.

 

Esta genialidad empezó a construirse en 2014, después de haber recaudado por crowdfunding 344.190€. Si nada lo impide en 2016 estará surcando el mar.

Crowdfunding por el mar

¿Qué te parece el proyecto? Interesante, sin duda, ¿verdad?

Si te ha gustado el post, compártelo, nos ayudas a seguir. 🙂

¡Compartir, es tendencia!

Fotos vía: Inhabitatkisskissbankbank