Si ya me encantaba la Volkswagen Bus, después de ver lo que ha hecho una familia estadounidense con una, ya me tiene enamorada. Seguro que dentro de poco la veremos recorriendo el futuro con un pavimento solar que quieren instalar en la ruta 66.

La familia que transformó la Volkswagen Bus en ecológica

Como me encantaría tener en mi poder una Volkswagen Bus y viajar con ella a cada precioso rincón de este planeta. Pero mi sueño tendrá que esperar un poco por el dinero, pero, sobre todo, a que me saque el carné de conducir (jeje).

Así que mejor hablemos de lo importante, de lo que ha conseguido esta familia estadounidense formada por Brett y Kira Belen.

En principio, Brett y Kira solo querían remodelar la antigua furgoneta para hacerla más confortable a la hora de viajar con sus hijos. Pero el trabajo de Brett le dio una idea mejor, transformar la Volkswagen Bus en un vehículo que solo funcionase con energía solar.

Brett ha dedicado toda su vida a la creación de vehículos eléctricos, lo que le ha proporcionado una ventaja a la hora de transformar la furgoneta y hacerla más ecológica.

La familia que ha transformado la Volkswagen Bus en ecológica

¿Cómo es la Volkswagen Bus ahora?

Pues bien, para conseguir que fuese más ecológica y solo funcionara con luz solar, han instalado un gran panel solar, de 1.22 kw, en el techo de la furgoneta.

Este panel, además, es articulado y puede conseguir una inclinación máxima de 40º para optimizar la exposición solar de la furgoneta. Es decir, que así consiguen que el panel almacene energía solar de forma más eficiente y durante todas las horas del día.

Las baterías que conforman este panel están instaladas debajo de los asientos del vehículo y son capaces de proporcionar una autonomía de 80 kilómetros. Estas baterías solo tardan en cargarse un día y medio con luz solar.

Pero también, pueden cargarse mediante red eléctrica tardando aproximadamente dos horas y veinte minutos en completarse.

Lo mejor es que la familia piensa en todo y han sabido aprovechar el espacio de debajo del panel solar instalado en el techo. Y te preguntarás ¿cómo lo consiguen? Pues creando una especie de tienda de campaña con unas telas plegables.

Para que lo entendáis mejor, os dejo una foto 😉

Wolkswagen Bus con el panel solar desplegado

Brett y Kira han conseguido crear un refugio confortable, agradable y ecológico para sus hijos, a los que además de enseñar el mundo, les enseñan a cuidar mejor de él.

Juntos han recorrido ya más de 2 mil kilómetros de la costa oeste de Estados Unidos, documentando todo el proceso en una página web. En ella encontrarás la historia de cómo construyeron la Wolkswagen Bus, además de una gran cantidad de fotos de la familia y sus viajes.

Aunque el viaje de esta familia no acaba aquí, pues quieren ir más allá. De hecho, están intentando llevar la furgoneta a una segunda fase, para darle una mayor autonomía, seguridad y un menor peso, pero para ello necesitan tu ayuda y eso te lo explican mejor en su web 😉

¿Qué te parece esta remodelación de la vieja Wolkswagen Bus? O, mejor dicho, ¿te gustaría tener una igual? Cuéntame tus impresiones en el recuadro de abajo, en los comentarios 🙂

Y no lo olvides, compartir es sonreír 😉

Fotos e información vía: Designboom y La Bioguia.