Cuando accedemos a la tecnología nos pensamos que en todos lo tienen igual de fácil cuando de innovación se trata, pocas veces nos recreamos en la idea de que a día de hoy existen tribus que jamás han visto a otros humanos que los de su clan. Pero, en este precioso mundo existen personas como las de We Robotics.

Por supuesto que voy a contártelo con más detalle. 😉

¿Qué es We Robotics?

Se trata de una organización fundada inicialmente por 4 personas:

  • Patrick Meiers: con 10 años de experiencia en tecnología humanitaria y colaboraciones con las grandes ONG’s a sus espaldas.
  • Andrew Schroeder: experto a nivel mundial en sistemas de información geográfica y analítica social.
  • Adam Klaptocz: es un innovador en el mundo de los drones y co-fundador de Drone Adventures
  • Sonja Bestchart: empresaria decidida y apasionada, también destaca en el marketing y tiene mucha experiencia en startups.

imagen We Robotics post

Con semejante equipo el éxito estaba asegurado, pero más lo estuvo cuando definieron como objetivo principal el acercar la tecnología a todos los rincones del mundo para fomentar una ciudadanía mejor y colaborativa.

Porque nadie debería ser excluido de poder aprender a vivir de manera más sostenible. Y ahora dirás:

¿Cómo puede ser sostenible si la tecnología se encuentra por medio? ¿No interfiere eso de manera negativa en el entorno?

Los labs y el enfoque positivo de We Robotics

Esto se resuelve de una manera muy sencilla, estamos acostumbrados/as a utilizar la tecnología de manera que nos permita hacer lo máximo posible de la manera más cómoda factible.

#WeRobotics Humanitarian Drone Training day 1: practicing your pilot skills

Una publicación compartida de WeRobotics (@werobotics) el

Sin embargo, todo es cuestión de aprendizaje. ¿Verdad?

Por eso We Robotics se ha rodeado de un equipo extenso de colaboradores que enseñan en los llamados labs y los programas sociales que ha creado, que se encargan de formar a personas que utilicen la tecnología de manera sensata.

O como dicen en inglés: for social good.  ¡Qué me gusta a mí un anglicismo!

Flying labs

Estaba claro que algo derivado de su pasión por los drones iba a surgir en todo esto, de ahí nacen los flying labs, lugares que enseñan a las personas a mejorar su impacto en el entorno.

Se crean en comunidades que necesitan refuerzo en su territorio, ya sea médico, educacional o social. De esta manera pueden utilizar la tecnología de manera productiva, sobre todo para mejorar su calidad de vida.

Las personas aprenden a manejar drones, a conocer su entorno en profundidad y crear metodologías que sirvan para priorizar la posibilidad de cubrir sus necesidades.

Colaboradores y tecnología social

Todo esto no tendría lugar sin su red de colaboradores, los cuales pueden ser de 3 tipos diferentes:

  1. Donantes: pero no del tipo que crees, no se trata de que aportes económicamente y se acabó, si no de que formes parte de la red de empresas, invirtiendo en la evolución de los laboratorios de tecnología colaborativa.
  2. Compañías tecnológicas: si tu empresa forma parte de la robótica puedes colaborar en alguno de los objetivos que tienen los flying labs.
  3. Organizaciones por el bien social: si tienes una cooperativa u organización sin ánimo de lucro, We Robotics te abre las puertas para que les ayudes en todo lo que puedas.

donors We Robotics foto

¿Qué es lo que más me gusta de We Robotics?

Sin duda alguna lo que más me llama la atención es lo decididos que son sus colaboradores, personas que no esperan a donar una cantidad X de dinero y esperar que el milagro suceda.

Son héroes de acción, personas que realmente tienen como objetivo lograr que el mundo cambie.

Eso es lo que más me ha sorprendido del proyecto, a parte de la gran utilidad que le dan a sus drones para conseguir que los ciudadanos puedan mejorar sus vidas.

Porque la palabra que más destacada en We Robotics, para mí, es mejorar. Que no cambiar.

¿Y a ti qué te ha parecido? Si conoces ideas parecidas compártelas con nosotros en los comentarios.

Porque ya lo sabes… ¡No te acostarás sin compartir una noticia más!