Influencer. Mi palabra favorita desde el año pasado, un término que muchos han intentado explicar y el cual la agencia H2H ha finalmente destapado.

Así que para comenzar vamos a hablar de lo que significa, al menos para mí, ser un influencer. ¿Te parece?

¿Quieres ser influencer? Primero escucha a la agencia H2H

Ser influencer significa tener notoriedad para hablar sobre una temática o varias e influir en la decisión de otras personas. Suena gore, ¿verdad?

Pero es así, yo entre las primeras me dejo llevar cuando alguno de los youtubers que sigo recomienda un libro o una serie, por lo que podemos entender que si que influencian en nuestros gustos.

La cosa es, ¿hasta que punto estamos siendo críticos a la hora de definir a alguien como un influencer?

Porque las marcas siguen chapadas a la antigua, mirando solamente números y de ese modo, parece que cualquiera podría engañarles.

Y eso es lo que ha ocurrido…

almudena agencia H2H influencer

La agencia Human to Human delató a los influencers fraude

Creo que lo que más me gusta desde esta historia es que sea una propia agencia de influencer marketing quien destape lo fácil que es engañar a las marcas.

Y sí, por supuesto hay mala intención detrás de aquellas personas que simulan ser un referente, pero también existe responsabilidad por parte de las marcas de saber con quién trabajan.

Ahí es cuando la agencia H2H puso en marcha el Proyecto Sirena.

¿Qué es el Proyecto Sirena de la agencia H2H?

Se trata de un documental en el que hablan sobre el fraude de los influencers y lo explican a través de un caso real que ellos mismos han creado.

Sí, como lo lees, para explicar algo es mejor enseñarlo y así comenzaron su andadura creando un perfil falso en Instagram.

Así nace Almudena Ripamonti, una influencer de pega que empezó a crecer como la espuma a base de comprar masivamente seguidores, likes y comentarios.

fake agencia H2H imagen

¿Cuánto crees que las marcas tardaron en contactarla? Tres semanas.

Fue así de fácil para ellos demostrar que cuidando la fotografía de tu perfil e invirtiendo un poco, podían simular se una influencer de gran caché.

Llegando a más de 30.000 seguidores, quedó demostrado que si las empresas no dejan de mirar sólo los números y no se centran en algo más, la cosa puede ir por mal camino.

¿Es esto un ataque a los influencers?

Para nada, es más diría que todo lo contrario. Es una toque de atención para empezar a fijarnos en aquellos que se dejan la piel intentando llegar a su audiencia.

Y no sólo eso, si no para pararnos más de 5 minutos, ver unas fotos bonitas y decir adelante. Hay mucho más tras esas imágenes.

Pero voy a dejar que lo veas y flipes por ti mismo/a 😉

¿Alucinaste, no? No es para menos, así que antes de seguir a cualquier influencer… ¡Échale un buen ojo!

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin seguir a otro influencer más!