Robert Alan Eustace es uno de los vicepresidentes de Google. Pero no solo es famoso por eso, si no que no contento con co-presidir una de las empresas más grandes del mundo, ahora tiene además el récord de salto a la estratosfera. Ingeniero, piloto, experto paracaidista e hijo de ingeniero aeroespacial, podemos decir que Alan lleva en la sangre lo de los grandes saltos.

Tres años necesitó Alan de entrenamiento, preparación y estudios hasta que, el 24 de octubre de 2014, saltó desde los 41.419 metros de altitud, superando el récord de Felix Baumgartner establecido en 2012 por más de 2 kilómetros.

41 kilómetros que recorrió en tan solo 15 minutos en los que alcanzó la increíble velocidad de 1.322 kilómetros por hora, casi nada. Ahora, pasado más de un año de su salto, Alan nos cuenta cómo y, sobre todo, porqué lo hizo en otro de esos vídeos TED que tanto nos gustan. Aquí lo tenéis

Alan Eustace y la historia de su salto de 40 kilómetros.

Lo más impactante de todo es la sencillez con la que desarrolló el proyecto, rechazando cualquier tipo de patrocinios, algunos tan poderosos como el de su propia compañía y realizando esta hazaña a título personal.

Pensad por ejemplo por un momento en la repercusión social que tuvo el salto de Felix Baumgartner dos años antes, el que Alan superó por más de 2 kilómetros. Patrocinado por Redbull y con eco mundial, estuvo en todas las noticias durante dos semanas, ¿alguno habéis visto a Alan en la televisión? 

Es curioso como este hombre decidió apartarse de los grandes patrocinios y la publicidad, cumpliendo su sueño en silencio y rodeado por un grupo de expertos muy reducido, formado por apenas 20 personas. Se involucró en todos los aspectos, disfrutó de la experiencia y aprendió de ella mostrando una gran gratitud hacia el trabajo que habían realizado y sin necesidad de reconocimiento alguno.

Alan eustace - World record

Mucho más satisfecho por haber trabajado duro y haber logrado su sueño que por batir ningún récord o salir en la televisión, todos podemos aprender de Alan que no siempre disfrutamos haciendo las cosas y que lo importante no es llegar al objetivo si no el camino que recorremos para ello. Quién sabe, quizás algún día alguno de nosotros también podamos batir algún récord.

Y tú, ¿habías escuchado hablar de Alan Eustace? ¿Alguna otra historia similar que debamos conocer?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: dailymail / skydivestgeorge