¿Hay alguien a quien no le guste sorprenderse con las increíbles obras de arte urbano que se pueden encontrar en cada vez más ciudades, como si los muros de hormigón pudieran hablar?

Y es que, el arte, oh, el arte. Cuánto nos transmite, cuánto nos enseña. O en el caso de Andreco, de cuyas obras te hablo hoy…Cuánto nos conciencia.

Andreco y el arte que remueve conciencias

El trabajo de este peculiar artista surge de la conexión entre ciencia y arte, como si ambas vertientes debatieran entre ellas, basándose en la última investigación científica sobre los efectos del cambio climático.

El corazón de su proyecto está en la ciudad italiana de Bari, donde las obras que se combinan en sus entramados hablan de la aceleración de la desertificación fruto del aumento de temperaturas.

La obra de Andreco en la ciudad de Bari

De la misma forma, se encuentra este mismo manifiesto en Bolonia bajo la premisa de la contaminación, en zonas contiguas a una estación de tren.

Andreco y la contaminación

¡Pero no sólo en Italia queda su trabajo! En el mismo París también pueden encontrarse algunas de sus obras con similar mensaje:

Andreco en París

Pero quizá la obra más llamativa y concienciadora es la última que ha mostrado al mundo como culmen de este proyecto, denominado ‘Climate‘.

¿El tema en este caso? ¿Se te ocurre lo más apreciable en una ciudad como Venecia? Efectivamente: La subida del nivel del mar

La obra culmen de Andreco

Andreco en Venecia

Completando así con la cuarta parte de sus series artísticas en ‘Climate’, Andreco arroja luz sobre los efectos de los cambios en el clima a nivel global, y en los crecientes niveles del agua veneciana.

Así es como Andreco pone punto y final a este proyecto que comenzó en noviembre de 2015 y que se extendió en distintas ciudades europeas.

Impresionante, ¿verdad? Mirar un muro, apreciar su belleza y el gran significado que esconde detrás, listo para taladrar nuestras conciencias. 

¡Ojalá estas obras pasen más allá de nuestros ojos!

¿Te ha gustado esto? Pues vamos: ¡Dale volumen y comparte! 🙂

Fuente: Andreco