Con una envergadura de ala a ala de 32 metros, una longitud total de otros 34, una velocidad punta de más de 1.100 kilómetros por hora y una autonomía de más de 13.500 sin repostar que es suficiente para, por ejemplo, viajar desde España a Japón sin repostar. Une ahora todo esto a un interior que haría parecer la casa de Cristiano Ronaldo poco más que una chabola. Eso es el Bombardier 7000, próximamente en los hangares de los jeques árabes más ricos del mundo.

Con capacidad inicial para tan solo 10 personas pese a ser del tamaño de un avión comercial pequeño, el Bombardier 7000 saldrá a la venta el próximo año y es tan caro que ni se atreven a mostrar el precio en la página web. Avisados estáis, este artículo es para recrearse en la envidia sana y para coger fuerzas y ambición para triunfar en el mundo, la única forma de, quizás, poder ver y/o disfrutar alguna vez un avión de estos.

Para empezar, unas cuantas fotos de su “modesto” interior. Comencemos con su habitación estrella, la de la cama de matrimonio.

Bombardier 7000 - Cama de matrimonio

Seguimos con un sofa que tiene pinta de ser cuarenta veces más cómodo que mi cama…

Bombardier 7000 - Sofa

Una cocina con la que se le caería la baba al propio Chicote… seguro que la comida de este avión sabe igual que la de Iberia…

Bombardier 7000

El avión esta presurizado de una forma especial para no sentir en ningún momento el cambio de altura, el ambiente de cada zona es ajustable y adaptable dependiendo de la actividad de los pasajeros: trabajar, echarse unas risas viendo el fútbol, cenar, o echarse una siesta. Optimiza la luz natural y sus ángulos de visión están diseñados para ofrecer máximo potencial tanto sentado como de pie. Aunque como ya hemos dicho, tiene una capacidad inicial para 10 personas, si se “aprietan” un poco, puede llegar a transportar hasta 19, tripulación aparte.

Por ponerle una pega, que alguna habría que ponerle, aunque fuera por quedarnos a gusto, su diseño exterior no se diferencia en nada, al menos por las fotos que vemos, al de cualquier otro avión. Mucho lujo en el interior pero no muy perceptible desde fuera.

Bombardier 7000 - Cabina piloto Bombardier 7000 - Diseño exterior

Otra demostración de lujo que, fácilmente, puede ponernos a más de uno algo nerviosos y cabreados. Especialmente en este caso, en el que no se trata de avances tecnológicos mezclados con lujo como en el caso del Adastra, si no que es el lujo por el lujo. ¿Cuánto costaría un pasaje en un avión de estos? ¿Y el avión en si?

¿Qué opinas tú de el Bombardier 7000? ¿Estás de acuerdo con nuestra crítica?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: designboom