Millones de chicles masticados se arrojan irresponsablemente a diario al suelo. En Reino Unido, se gastan más de 170 millones de euros en limpiarlos de las calles y aceras. Pero ahora se le pueden dar otras utilidades. Aunque no lo creas, hay productos hechos de chicles reciclados.

¿Quieres saber qué hacen con esos chicles masticados? Si sigues leyendo te lo cuento. 😉

El problema de los chicles

Los chicles tardan cinco años en degradarse naturalmente. Y su desecho irresponsable lo pone más difícil aún. Aunque ya estemos acostumbrados a verlos, esas manchas en el suelo son chicles pegados que pueden llegar a acumular cerca de 50.000 gérmenes.

Seguramente no sueles prestarle mucha atención, pero si hoy al salir de tu casa o trabajo miras al suelo, verás que por lo menos hay 3 chicles pegados en la parte de la entrada.

Limpiarlos cuesta el doble que comprarlos, además de que dañan el suelo. Pero sólo tomamos conciencia cuando pisamos uno en verano y nos quedamos pegados al suelo.

Deberíamos sacarnos la costumbre de tirarlos al suelo. Ya que pueden ser reprocesados y convertidos en decenas de productos nuevos.

Pero claro, no puedes arrojarlos en cualquier cesto. Hay unos chulísimos contenedores rosas especiales para arrojar tu chicle masticado. Y otra cosa, esos contenedores están hechos de chicles reciclados.

Contenedor hecho de chicles reciclados

¡Vamos a reciclar chicles!

Gumdrop Ltd, fundada en 2009 en Londres, es la primer empresa del mundo en reciclar y reprocesar chicles. Crean una nueva materia prima, Gumtec, que puede utilizarse en decenas de productos.

Reciclar los chicles reduce la cantidad de aceite utilizado en la producción de plásticos, ahorra dinero y limpia las calles. Y esta empresa muestra un gran interés por la responsabilidad social.

Por el momento distribuyen los Gumdrop sólo por Reino Unido, pero pretenden poder expandirse y que el resto del mundo se interese por el reciclaje de los chicles.

¿Cuáles son los productos hechos con chicles reciclados?

El principal producto es el Gumdrop, su contenedor de chicles masticados, pero tiene varios otros:

productos de chicles reciclados

  • Llavero y mini contenedor de chicles
  • Lápices
  • Vasos
  • Fiambreras
  • Cubiertos
  • Peines
  • Calzadores
  • Púas de guitarra
  • Suelas de zapatos
  • Botas de lluvia
  • Fundas para el móvil
  • Reglas, entre otros.

Y si tienes alguna idea que les pueda ser útil, puedes mandarles un correo con la sugerencia, ellos están buscando nuevos diseños.

Como estoy a favor de reducir el consumo del plástico, esta solución para reutilizar los chicles desechados, me ha parecido una idea muy interesante. Así se generará menos plástico y todo lo que eso conlleva.

¿Tú qué piensas? ¿Llegará esta alternativa a España? ¿Será posible dejar de tirar los chicles al suelo? ¿Podremos ser más responsables con el medioambiente? ¿Es una buena solución?

Voy a estar esperando tu comentario para que me cuentes tu opinión sobre reciclar chicles.

Y no te olvides de moverte y compartir, que para llegar a dónde uno quiere, sólo hay que moverse.

Buen finde #ViajerosInquietos.

Fuentes: confectionerynews, onlyclean, 20minutos