¿Qué pensarías si te dijese que una niña de tan solo 10 años ha conseguido identificar a más de 1000 acosadores de menores repartidos en más de 70 países y que además lo ha hecho en menos de 10 semanas? El turismo sexual de menores por webcam, o «webcam child sex tourism» para los que sepáis inglés, es una «nueva» y creciente forma de acoso sexual que se está extendiendo como una auténtica epidemia.

Setecientos cincuenta mil pederastas se estima que hay online en todo momento (según el FBI). Sólo en las Filipinas, decenas de miles de niños sufren abusos cada día detrás de su webcam. Pero, ¿cómo detener el abuso a menores detrás de una webcam?, ¿cómo eliminar la seguridad que el anonimato le da a esos abusadores? Conoce a Sweetie, una niña filipina de 10 años.

Hombres de países ricos pagan a niños de países pobres para que realicen actos sexuales enfrente de su webcam. Estos crímenes ocurren miles y miles de veces al día.

Sweetie, 10 años y más de 1000 acosadores sexuales identificados. Lo mejor para detener el abuso a menores.

Sweetie, esta chica filipina de 10 años, es en realidad un modelo 3D que habla y se mueve exactamente igual que lo haría una niña real de 10 años. Los acosadores piensan que están chateando con una cría en las Filipinas, pero en realidad sus creadores, la compañía holandesa Terre Des Hommes, la está manejando desde Amsterdam.

Sin hackear sus ordenadores, solo utilizando la información que los mismos acosadores daban, y sin más herramientas que Google, Facebook y otras redes sociales, han sido capaces de identificar a más de mil acosadores de más de 70 países en 10 semanas.

Si nosotros podemos rastrear a mil personas en diez semanas, la policía podría identificar a más de cien mil al año.

Detener el abuso a menores - Filipinas

Con el objetivo de presionar a los gobiernos y de incrementar la conciencia social sobre todo esto, los creadores realizaron una conferencia en La Haya a la que invitaron a la prensa mundial, enseñaron el vídeo que tenéis arriba y entregaron el dossier con la información de los 1000 acosadores a la Interpol.

¿El resultado? De forma prácticamente instantánea, Sweetie se hizo viral, más de un billón de personas conocen la campaña, el acoso online a menores es reconocido como un problema mundial y la policía filipina considera ahora este tipo de acoso como el primer problema del país.

Detener el abuso a menores - Sweetie y las Filipinas

Una muestra de como Internet, su masividad y todo lo que ello conlleva, puede ser una espada de doble filo. De cómo y para qué queramos utilizarlo dependerá que sea la mejor herramienta que el ser humano haya creado, un peligro que debamos vigilar o ambas cosas a la vez.

Mención a parte a la educación y posibilidades que se le dan a un niño de 10 años para que entre en chats de adultos y se deje manejar de esa forma, pero esto es otro tema que mejor dejar para otro artículo…

¿Qué opinas tú? ¿Te parece Sweetie lo suficiente real como para engañarte? ¿Crees que se trata de un problema sólo de países más o menos pobres o tan bien está presente aquí en España?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: vimeo