Conocer la opinión de Daniel Susskind sobre el futuro ha sido un suspiro de alivio tras ver cómo tiraba abajo algunos temores que me había planteado al pensar sobre los días que están por venir.

Hemos escuchado muchas cosas acerca del avance tecnológico, pero entre toda esa paja existen profecías o mitos que han conseguido que muchas personas sientan verdadero pavor.

¿Qué tienen de ciertas?

Daniel Susskind y los falsos mitos del futuro tecnológico

A medida que iba escuchando las palabras de Daniel Susskind, pensaba que me sonaba tanto a lo que Javier Martín (Loogic) lleva años contando en su blog Futurizable.

Quizás por ello me he sentido preparada desde que empecé a leerle para esta inmersión tecnológica que poco a poco abarca todos los sectores habidos y por haber.

Y es que las novelas, películas y conversaciones sin conocimiento no nos ayudan a convencernos o hacernos entender lo que la tecnología, utilizada de manera coherente, puede aportar y mejorar.

Entonces, ¿cuáles son los mitos que se cuentan sobre ésta?

terminator Daniel Susskind foto

Los 3 mitos que Daniel Susskind desmiente sobre el futuro

Existen obviamente muchas teorías, pero los nombres que Susskind ha elegido son totalmente acertados. Comenzamos pues:

1. El mito de Terminator

Sí, un nombre que evoca a la risa pero que se acerca al mito que esta propia película desencadena. Las máquinas han llegado para suplirnos en el trabajo y no sólo eso, sino que además aportan más valor del que una persona puede aportar a esa tarea.

Pero lo que Susskind añade es que no sólo complementan a las personas directamente, ocupando sus puestos de trabajo y reemplazándolos según el mito, sino que también indirectamente.

Ya que ayudan a aumentar la productividad y por eso el incoming de un sector, por lo que provoca cambios en los empleos y sus funcionalidades. Dando lugar a nuevos puestos, acciones y retos empresariales.

El empleo no desaparece, se transforma.

2. El mito de la inteligencia

Se creía que la tecnología no podría abarcar según qué puntos de la inteligencia humana, porque eran meras máquinas.

Esto ha ocurrido porque como asegura Susskind y muchos expertos, el proceso de machine learning siempre se ha imaginado con un humano que explica cómo ha conseguido X resultado, eso se computa en órdenes que la máquina puede seguir y se intenta realizar la misma acción.

Todo aquello que era inexplicable por el ser humano, inalcanzable para la tecnología.

inteligencia Daniel Susskind imagen

Pero eso se ha ido desmintiendo a través del tiempo, sobre todo gracias a la inteligencia artificial. Ya que muchas tareas que nuestras apps o dispositivos pueden realizar a día de hoy requieren de intuición, creatividad y otros factores humanos inexplicables.

¿Por qué se desmiente este mito entonces? Porque las máquinas no están intentando copiar al ser humano, sino que buscan obtener los mejores resultados posibles con los datos y problemas que les otorgamos.

3. El mito de la superioridad

Este mito es similar a los anteriores, dado que engloba el sentirse mal por el avance tecnológico ya que pensamos que les estamos quitando oportunidades a otras personas en esos puestos de trabajo.

Tal y como Daniel Susskind explica en su charla TED, esto proviene de teorías desde el 1892.  ¡Llevamos tiempo preocupándonos por lo mismo!

Y aquí es cuando este experto ha dicho algo que me ha llamado la atención:

Creemos que un ser humano hará mejor esas tareas “nuevas” que las máquinas nos permitan desarrollar. Lo que no vemos es que el avance tecnológico es para las máquinas y no sólo para los seres humanos.

¿Qué quiere decirnos esto? Pues que realmente no somos tan superiores como nos decimos, ya que ese “extra” lo puede abarcar otra máquina perfectamente.

¿Cómo será nuestro futuro según Daniel Susskind?

Bien, resolviendo estos tres mitos puedes hacerte una idea de lo que nos depara, sin embargo creo que es mucho más interesante que te lo cuente él mismo.

Particularmente, me ha dejado muy pensativa, ¿estaremos equivocados con el enfoque que le damos a la tecnología?

Lo que tengo claro es que estoy dispuesta a vivirlo y comprobarlo. ¡Eso sí, siempre con cabeza! Y cómo no, la educación en una tecnología saludable me parece el mejor inicio para ello.

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin ver un vídeo TED más!