Internet está lleno de curiosidades y webs que te sorprenden. Una de esas webs es geni.com, en la cual usuarios de todo el mundo han ayudado a crear un increíble Árbol Genealógico Mundial.

¿Qué es Geni.com y el Árbol Genealógico Mundial?

Geni.com es un portal web que se ha convertido en uno de los principales actores dentro de la industria de los árboles familiares.

En este portal puedes crear tu árbol genealógico y compartirlo con el mundo, de esta forma podrás descubrir las conexiones que tienes con otros habitantes del planeta.

¿Cómo? Pues su funcionamiento es sencillo. Cuando la plataforma detecta similitudes evidentes entre los datos proporcionados por dos usuarios, ofrece la posibilidad de unir ambos árboles y de esta forma obtener líneas de descendencia y ascendencia de mayor tamaño y con una información mucho más precisa.

Así, gracias a la información que han aportado los usuarios, se ha podido construir el árbol genealógico mundial.

Conexiones del gran Árbol Genealógico Mundial

Es el mayor árbol genealógico que jamás se haya construido y se extiende a través de once generaciones, recogiendo relaciones de parentesco de 13 millones de personas… Parece poca cosa, ¿no? Creo que a todos esas personas las juntamos en el The Inbounder en un momento 🙄

Pues bien, este gran árbol genealógico está compuesto por cinco millones de árboles, que han juntado y ensamblado en un estudio la Universidad de Columbia y el Centro de Genoma de Nueva York.

Y que ha dado datos muy interesantes y valiosos de la historia de Occidente de los últimos 500 años. Datos que pueden servir para futuros estudios en ámbitos de genética y antropología, pero también de salud pública o economía.

¿Qué datos se han extraído del Árbol Genealógico Mundial?

De este increíble árbol formado por la información aportada por los usuarios, los investigadores han podido leer en él el eco de las guerras o las grandes migraciones de los últimos cinco siglos.

Uno de los datos que se extraen del estudio de este gigantesco árbol son los patrones migratorios, reconstruidos a partir de los lugares de nacimiento que los usuarios han anotado en sus perfiles de Geni.com.

En esos datos podemos ver reflejados acontecimientos históricos como el descubrimiento de América, la colonización del sur de África por los holandeses o la construcción de los primeros ferrocarriles en Norteamérica.

Otro dato importante que se ha extraído del estudio es el descubrimiento de que la consaguinidad de los matrimonios empezó a reducirse antes de que la revolución del transporte afectara a la vida de la población.

Esto quiere decir, que aunque tras la Primera y Segunda Revolución Industrial, los cambios en el transporte contribuyesen a aumentar la distancia y a que personas alejadas geográficamente pudiesen conocerse, estas siguieron casándose con parientes aún entre 1800 y 1850.

Fue a partir de 1850, cuando la consaguinidad entre parejas empezó a caer en picado. Algo, que según los datos extraídos del Árbol Genealógico Mundial, se debe a cambios culturales y no de transporte.

Supongo que nuestros antepasados empezaron a pensar: “Bueno ya está bien del dicho de cuanto más primo, más me arrimo, ¿no? ¿O qué pasa?.”

La verdad es que es una pasada como de la información que empiezan a subir usuarios a una plataforma, se puede sacar algo que puede aportar datos importantes a los estudios de antropología y genética humana.

¿Qué te parece el Árbol Genealógico Mundial? ¿Alguna vez has creado tu árbol genealógico en Geni.com? ¿Lo harías? Cuéntame tus opiniones en los comentarios.

Y recuerda, si te ha gustado, no te olvides que compartir es sonreír 😉

Información e imágenes vía: La Vanguardia y Ticbeat