Probablemente, leer una noticia así después de los terribles atentados ocurridos en París el pasado 13 de noviembre suene un poco loco, pero lo cierto es que James Kingston, un joven británico al que le sobra valentía se atrevió a escalar la Torre Eiffel unos días antes, esquivando las medidas de seguridad del momento y grabando toda la experiencia.

La Torre Eiffel es uno de los monumentos más emblemáticos de París y uno de los más visitados por turistas de todo el mundo. Sin contar la antena de la cima, la torre mide 300 metros de altura. Para los franceses es un símbolo del país, para James Kingston fue un reto.

Reto cumplido: escalar la Torre Eiffel sin arnés ni seguridad

Joven escala la Torre Eiffel

Hace ya algunos años, James Kingston sintió que a través de las limitaciones del sistema educativo sería incapaz de alcanzar su potencial creativo. Así que decidió emprender un viaje por las alturas y producir contenidos que, como mínimo, nos dejan con la boca abierta.

Antes de plantearse subir a la Torre Eiffel, este muchacho ya había escalado algunos edificios y estructuras de diversas ciudades del mundo como el Arco del Estadio de Wembley, en Inglaterra o las torres Dnipro de Ucrania para después compartirlo en su página y redes sociales. Su modus operandis siempre es el mismo: sólo su cuerpo y su cámara Go Pro en la cabeza, sin ningún tipo de sujeción.

James Kingston en Wembley

Su más reciente aventura fue subir a la Torre Eiffel, un monumento que cuenta con una estricta vigilancia las 24 horas del día. Su plan inicial era subir hasta la primera planta y a partir de ahí comenzar la escalada, pero al encontrarse con tantos turistas no le fue posible.

Acompañado de otro chaval, decidieron iniciar la subida por la noche, sobre la 1 de la mañana. Consiguieron llegar hasta la primera planta, pero al intentar entrar en esa zona, las cámaras de seguridad los vieron, las luces de la torre se encendieron y tuvieron que esconderse hasta que amaneció. ¡Pasaron toda la noche entre los hierros de la Torre Eiffel y no los encontraron!.

joven escala la Torre Eiffel sin arnés

Finalmente, cuando salió el sol, James Kingston empezó a escalar el histórico monumento pero alrededor de las 9 de la mañana descubrieron a él y a su acompañante y nos les quedó otra que bajar y encontrarse con la policía. Se los llevaron detenidos y después de 6 horas de preguntas e investigaciones los liberaron sin cargos. Eso sí, con la promesa de que no volverían a intentarlo durante al menos 3 años.

Las imágenes valen más que mil palabras y éstas no te dejaran indiferente, así que aquí te dejo el vídeo para que veas cómo fue la hazaña de James Kingston escalando la Torre Eiffel sin sujeción y esquivando a los de seguridad. Impresionante, no te digo más.

Desde luego hay que ser muy valiente y no tener miedo a nada para atreverse a desafiar la gravedad y los controles con tanta serenidad. Recordemos que los selfies en lugares extremos ya se cobran más vidas que los ataques de tiburón.

Me gusta la aventura y soy una viajera inquieta, pero probablemente no me atrevería a hacer algo así. Y tú, ¿lo harías?.

Si todavía estás flipando después de ver el vídeo puedes contestar y compartir de aquí a unos minutos 🙂