Mucho se ha escrito a cerca del orgasmo femenino, pues la polémica de si existen dos tipos de orgasmos, uno a través de la estimulación del clítoris y otro vaginal, no parece estar del todo clara.

Desde siempre buscar la ruta del placer en la mujer ha llevado a contrapuntos de una misma realidad, de ahí el amplio debate que sigue estando muy presente.

¿Existe el orgasmo vaginal?

Un grupo de científicos italianos de la Universidad de Florencia afirman que el orgasmo vaginal no existe. “Según ellos el clítoris interno no existe, el clítoris es un órgano externo y la vagina no tiene relación, anatómicamente hablando, con el clítoris que es un órgano perineal y el punto G está en la uretra” 

¿Creéis esta afirmación o no?

Veamos algunas premisas muy importantes que nos hablan de los distintos puntos de vista del orgasmo femenino.

Una vieja polémica del orgasmo vaginal y el orgasmo clitoriano está basada en relacionar el orgasmo vaginal sólo con el punto G. Por lo que se hablaba sólo de conseguir el orgasmo vaginal al estimular el punto G. Esta es una de las claves que diferencia a unos autores de otros, entre otras.

Si recorremos la historia del orgasmo nos iremos encontrando distintas teorías que lo explican.

  • En el siglo XX Sigmund Freud afirmó que el orgasmo de la mujer se produce en la vagina y que esta era el centro de la respuesta sexual de la mujer, por lo que el pene era necesario para que una mujer llegara al orgasmo. Llamando a las mujeres que conseguían el orgasmo por medio del clítoris, inmaduras y “neuróticas”. Llegó hasta recomendar a las mujeres que carecían de orgasmo vaginal ir a psicoterapia.
  • Más tarde Masters & Johnson, los famosos científicos protagonistas ahora de la serie Master of Sex,  y algunos otros científicos, nombraron al clítoris como el responsable más directo del orgasmo. Observaron que los orgasmos del clítoris y los vaginales tenían la misma respuesta física, basado en que durante la penetración se estimula el clítoris por la fricción del pene. Podríamos hablar de orgasmo vaginal pero al fin y al cabo el desencadenante es el clítoris. Desde el punto de vista fisiológico, el orgasmo vaginal y el clitoriano, son lo mismo, pues son producidos por el clítoris.
  • Y por otro lado el orgasmo vaginal, basado sólo en el controvertido punto G, pues algunos científicos hablan de su existencia y otros no.

Orgasmo vaginal

Para muchas mujeres la distinción entre orgasmo clitoriano, al que llegan por estimulación externa y el vaginal, que se incita dentro de la vagina, son claramente diferenciados.

Si buscamos una definición de orgasmo vaginal y orgasmo clitoriano, los conceptos que nos da la Wikipedia son estos:

Peneano (masculino) o clitoriano (femenino): es producido desde las terminaciones nerviosas del glande en el hombre y en el clítoris en la mujer. Poseen la misma naturaleza evolutiva, ya que en el feto, la misma zona sexual evoluciona en el macho hacia el pene y en la hembra hacia el clítoris.

Prostático (masculino) o vaginal (femenino): se puede producir también desde el glande o clítoris, aunque por sí solo también puede desarrollar un estilo de placer propio con unas características más o menos distintas (dependen de cada persona). Éste gozo tiende a proporcionar una curva de placer distinta, más intensa y en menos tiempo, y con mayor control. Ambos sexos pueden llegar al orgasmo sin estimular su pene o clítoris, con práctica y autoconocimiento.

En estas definiciones vemos como por una lado el orgasmo vaginal se puede producir por el clítoris, pero también deja abierta la opción de que sea por otras causas.

Si introducimos que el cerebro es el verdadero punto de placer, y que los aspectos emocionales y psicológicos vinculados al coito, como caricias, el calor de la piel juegan un papel fundamental para llegar al orgasmo, el debate cambia de tercio.

Los genitales no son el centro del mundo, a ver si vamos tomando nota 😉

Así que lo más acertado es hablar de orgasmo femenino en general y dejar a un lado los nombres que se le quieran dar. Sea producido por el punto G, por el clítoris, de una forma externa o interna, o por otras estructuras de nuestro cuerpo.

¿Qué opinas de esta polémica en torno al orgasmo femenino? ¿Estas de acuerdo con algunas de las posturas? ¿Crees que lo mejor sería instaurar el termino orgasmo femenino, sin más? Cuéntanoslo.

¡No olvides compartir! 😉

Fotos vía: mujer1310