*Actualización al final del post

Siempre que estoy cansado conduciendo, en el aeropuerto, o en una estación de tren. Siempre pienso que debería haber una cabina que te permitiese echar una cabezada, te diera un masaje y una bebida.

Siempre pensé que lo montaría en gasolineras o espacios dentro de ellas. Llegas, paras, echas tus monedas y a dormir. Un lugar donde nadie te pueda molestar y estar seguro…. Por fin parece que es posible.

Es un sueño que siempre he tenido y parece que más gente también lo tiene.

Energypod Metronaps, la cabina ideal para una siesta de 20 min

La siesta deporte nacional

A Spaniard naps in Valdeavellano, near Soria.

Para muchos de los españoles la siesta es sagrada y ya tiene miles de adeptos en todo el mundo. Se ha convertido en un término tan conocido que hasta en la Wikipedia aparece una definición de ella.

Ese ratito de descanso al mediodía, no nos lo quita nadie. En España tenemos muy claro los beneficios de la siesta, y cada uno de nosotros tiene su propio ritual en torno a ella.

Hace pocos días, escuchando la radio, un programa, dedicaba una sección a la siesta.

El locutor de radio hacía preguntas a los oyentes cómo ¿cuánto rato echas de siesta? ¿En qué lugar de la casa? ¿Eres más de cama o sofá? ¿Sólo o en familia? ¿La siesta es tu vida o simplemente lo haces a veces?  ¿A oscuras o con luz? ¿Con la tele puesta o sin ella?, no sé cuantas miles de preguntas se le ocurrieron en torno a la siesta.

Hubo un montón de llamadas y la mayoría eran asiduos a la siesta, y es que la siesta es algo muy español, mucha gente se refieren a ella como el deporte nacional por excelencia. 

Había una mujer que contaba que ella se tumbaba sólo 10 min en el sillón del jefe al mediodía, porque si no, no podía seguir trabajando, ¡que arte!

Los compañeros le decían que no sabían cómo podía dormir sólo 10 min y en el sillón del jefe, pero ella ni corta ni perezosa, allí se echaba su descansillo. Según sus propias palabras, ella era la que no entendía cómo los demás podían rendir toda la tarde en el trabajo sin una mini siesta.

Y es esta conclusión la que ha despertado en otros países el interés por ella, aunque hay muchos otros aspectos positivos.

Los beneficios de la siesta:

  • Aumenta el rendimiento, eliminando la fatiga física y mental.
  • Combate la ansiedad y el estrés.
  • Provoca sensación de bienestar.
  • Ayuda a descansar y a despejar la mente.
  • Reduce el riesgo de infarto.
  • Previene el envejecimiento y alarga la vida.
  • Aumenta la capacidad creativa, la imaginación, la capacidad de resolver problemas, la intuición.
  • Aumenta la memoria y refuerza el estado de alerta.

Este interés por la siesta ha llevado a una empresa Estadounidense «Metronaps», a crear la cabina Energypod.

¿Qué es Energypod de Metronaps?

energypod metronaps cabecera

Un sillón diseñado para echar una siesta programada, en cualquier lugar del mundo y recargarte de energía para continuar el día.

  • Está diseñado ergonómicamente para: reducir la presión arterial, relajar los músculos, descansar la espalda y las rodillas.
  • Dispone de mando a distancia en el reposabrazos, con el que seleccionar la duración de la siesta y el programa que se desea.
  • Dependiendo del programa seleccionado, hay una variedad de sonidos relajantes que te aíslan del ruido, un sistema de luces de cromoterapia y además te da un masaje.

energypod metronaps botones

Todo esto por un precio de 12.995$. Me parece un poco caro, pero todo sea por el bienestar y productividad de nuestro cuerpo y mente.

¡Una siesta de 20 minutos en energypod y recarga tu energía para toda la tarde!

Las Energypod Metronaps en empresas

Las empresas fueron las primeras en comprar para las oficinas el energypod. Conscientes de que un descanso después del almuerzo para sus empleados sería la mejor forma de obtener una mayor productividad.

Google, como no, fue pionera en dar a sus empleados ese merecido descanso.

Una investigación de la universidad de Harvard, concluye que la falta de sueño cuesta a Estado Unidos unos 63 millones de dólares en productividad perdida cada año. Por otra parte, una encuesta de la National Sleep Foundation reveló que un 34% de las empresas de Estados Unidos, ya permiten a sus empleados echar una siesta y el 16% tienen un sitio destinado para ello.

Si no disponen de un cómodo energypod, al menos una habitación con un sofá para dormir por turnos, o unas sillas reclinables. Todo sea por la productividad 😉

Siestarios

El nuevo modelo de negocio, en torno a la siesta.

Una sala con sillones para echar una siesta, que ya podemos encontrar en el centro de las ciudades. Por un módico precio, si visitas una ciudad por trabajo o por vacaciones y el hotel te pilla muy lejos, descansa un ratito en los siestarios.

En ciudades como Madrid puedes recargarte de energía en el Relajarium club Nautural, un siestario, ubicado en el barrio de Salamanca. Ó en New York, en la planta 24 de Empire State, podrás relajarte en un energypod.

¡Una buena idea sin duda!

Enegypod ya es una realidad en hospitales, universidades, gimnasios, oficinas, siestarios. ¡Nadie puede resistirse a nuestro deporte nacional con musiquita y masaje incluido!

 

*Actualización

Energypod Metronaps cada vez recomendado por más clientes

Teníamos claro cuando hablamos de esta cabina para echar la siesta que era un buen invento, y sabíamos que era una realidad en universidades, gimnasios, oficinas, etc..

Algunos de los clientes que ya cuentan con esta cabina en sus instalaciones, nos cuentan su experiencia y sus beneficios.

  • La Universidad de Saint LEO, diseñó una sala de relajación en el complejo de apartamentos de estudiantes, con varias cabinas Energypods metronaps. Kenneth Posner,Vicepresidente de la asociación de estudiantes, comenta que la sala de relajación es muy popular y que las cabinas han sido un gran éxito entre los estudiantes.

  • Matt Jones, manager de Virgin Active Health Club «De hecho, hemos tenido personas que se han unido al club específicamente para las cabinas del sueño.»

Hoy más que nunca, ¡quiero probarlo! ¿Te animas?

Fotos vía: wherecoolthingshappen