Somos muchos los que alguna vez hemos asistido a una de esas famosas clases de spinning donde la música y la voz del profesor suenan a unos niveles desorbitados a la vez que decenas de personas sudan con caras de sufrimiento extremo.

Una buena forma de ponerse en forma pero que una vez que la haces una y otra vez puede llegar a parecer un poco aburrida. Algo que no quieren que pase los creadores de la famosa cadena de gimnasios de lujo Equinox, quienes han desarrollado una clase de spinning que, acompañada de la tecnología, te ofrecerá muchas más cosas que una sudada.

Un gimnasio que una vez más se diferencia del resto mostrándonos por qué son la marca líder en lo que a bienestar del cuerpo se refiere junto a sus otros centros PURE Yoga, Blink Fitness y Soul Cycle.

Equinox y su revolucionaria clase de spinning

Lo que ha decidido hacer este gimnasio, en concreto el situado en la famosa calle de Londres, Soho, es equipar las típicas clases de spinning de siempre con tecnología que les de a sus participantes más información sobre ellos y sobre el resto de compañeros para que así sigan enganchados y no abandonen.

Información como por ejemplo la distancia que recorren, la velocidad, la grasa que queman o su posición en el ranking comparado con el resto de asistentes.

Y todo ello tanto en directo, donde sus bicicletas mandan información a una pantalla gigante situada en la sala que les hace ver cómo se encuentran comparados con el resto de la clase, como en la página web y en la aplicación móvil del gimnasio donde podrás llevar a cabo un seguimiento continuo de su estado físico y de salud.

Clase spinning Equinox

Con esto, lo que buscan sus creadores es no sólo mejorar el estado físico sino desarrollar una actitud de superación e incluso competitividad a la vez que generan una comunidad de ¨ciclistas¨ que cada día luchan por mejorar en la clasificación. ¿Una mejor forma de tener enganchada a la gente? No creo.

También leí que además de toda la información que dan, todo empezó en cierto modo porque probaron a poner imágenes proyectadas que daban la sensación a los ciclistas de ir a través de un circuito, lo que resultó un aliciente y una motivación enorme para las personas.

45 minutos que ya no sólo se convierten en una batalla contra uno mismo y sus límites sino que dan paso a pura competición para ver quién es el mejor de todo el gimnasio. Ya sabemos que la gente que se mata en el gimnasio suele ser por naturaleza un tanto competitiva por lo que esto les viene de maravilla.

Una nueva forma de hacer spinning que sintiéndolo mucho no está al alcance de todos. Y ya no sólo por el precio, el cual imagino que no tendrá nada que ver con el gimnasio de barrio de toda la vida, sino porque sólo se encuentra en unas cuantas ciudades entre las que no hay ninguna española. Hablamos de Boston, Chicago, Conetica, Dallas, Florida, Londres, Nueva Jersey, Nueva York, California del norte, California del sur, Toronto y Washington DC.

Vaya, que si eres de una ciudad diferente a éstas no sé a que estás esperando para ponerte a la moda. Sé que puede parecer un poco caro pero seguro que hay formas de hacer algo parecido que vaya más allá de la música y los gritos.

Eso sí, prepárate para pasar de tener un gimnasio normal de toda al vida, a tener el mayor centro de “postureo” de tu ciudad. Nada más que te fijes en las caras de placer y de ¨échame la foto con mis mayas y  mi top¨ que tienen las mujeres de las fotos y lo sumamente flipados que parecen los tíos ahí sin camiseta y más sudados que caballo de bandido.

Clase en gimnasio Equinox

Ya seas postureador o no, ¿qué te parece esta iniciativa? ¿Es lo que le falta a tu gimnasio para que de una vez por todas vayas a perder esos kilitos que te sobran o ni aunque te pongas al profesor en bolas te expones a que te de un infarto?

¿Alguna idea de cómo llevar toda esta tecnología al alcance de pocos a un gimnasio más de barrio? Quizás con videoconsolas tipo Wii o cosas así. Sorpréndenos con tu creatividad y ya sabes que lo bueno, se comparte.

Fotos vía: Equinox/ psfk