El exoesqueleto HAL es una muestra más del progreso tecnológico, de los avances en la denominada Health Tech, y es que ahora esta creación robótica podría ser controlada…¡desde nuestra mente!

El HAL, creado por la compañía Cyberdyne en el 2011, debe sus siglas al concepto Hybrid Assistive Limb, y aunque hayas podido pensar en convertirte con él en un súperhumano, lo cierto es que está creado para ayudar a andar a pacientes con lesiones en la médula espinal.

¿Cómo se las han ingeniado desde esta compañía para llegar a un entramado de acero que pueda ser monitorizado desde nuestra mente? Sigue leyendo y verás 😉

Los entramados del exoesqueleto HAL

A cuentagotas, no dejan de prosperar los avances en cuanto a este tipo de estructuras para ayudar a todos aquellos con ciertos problemas de movilidad. Pero la idea de Cyberdyne va más allá.

Así es el exoesqueleto HAL

En ella, se prescinde de mandos y artefactos para controlar al exoesqueleto. Se busca un funcionamiento “lo más natural posible”. ¿Cómo? Conectándolo a la mente del paciente.

Este exoesqueleto, originalmente creado para labores donde se requiriese de un uso de fuerza mayor, se ajusta alrededor de piernas y abdomen, dando apoyo para erguirse o caminar.

El traje cuenta con sensores de electroencefalografía, a través de los cuales se captan las señales nerviosas del cerebro mediante la piel, permitiendo al paciente moverse de forma natural, sin ayudas externas.

Por eso, desde Cyberdyne insisten en que para que el exoesqueleto HAL funcione correctamente, es necesario que la persona que lo use haya tenido movilidad antes de haberla perdido, ya que se requiere que su cerebro conozca en qué consiste el proceso de movimiento de las piernas.

Así funciona el exoesqueleto HAL

Como he recalcado antes, HAL está diseñado para tareas de rehabilitación, por lo que está orientado a personas con cierto grado de sensibilidad si se quiere que el tratamiento funcione.

¿Cómo le estará yendo a esta estructura médium? De momento, la compañía está trabajando en el Centro de Tratamiento Cibernético Brooks de Jacksonville, en Florida, y próximamente pondrán a la venta el exoesqueleto HAL.

Pero esto promete, y es que Cyberdyne parece estar ya negociando en centros similares en Alemania, Suecia y otros países del viejo continente.

El precio de este traje robótico rondará los 1.800 dólares. ¿Merecerá la pena? Desde luego, no tiene mala pinta:

¡La apuesta desde luego promete! Espero que la conexión por encefalografía de sus frutos y pronto veamos los resultados en este tipo de centros.

Si te ha gustado…¡dale volumen y comparte!

Fuentes: Robaid, Cyberdyne