Después de tantas novelas publicadas y tantos éxitos cosechados, el famoso escritor americano James Patterson decidió hacer algo muy especial para la presentación de su última creación.

¨Private Vegas¨, que es así como se llama la novela, quería empezar a transmitir pura emoción incluso antes de ser lanzada al mercado, lo que llevó a desarrollar un brutal campaña al más puro estilo inspector Gadget o Misión Imposible.

Una novela totalmente alejada de lo que estamos acostumbrados y que se donominó como ¨la experiencia de lectura más emocionante jamás vivida¨ ya que se autodestruiría en 24 horas una vez empezase a ser leída.

Novela de James Patterson se autodestuye

La novela de James Patterson que se autodestruye en 24 horas

Aunque puede que te estés imaginando leyendo al lado de la ventana para que antes de llegar a 0 puedas lanzarla, déjame que te aclare que esta experiencia no es peligrosa.

A diferencia de las típicas campañas de promoción de libros que hacen muchos escritores como, no sé yo, visitar programas, firma de libros etc, James Patterson decidió, de la mano de la agencia Mother of New York, ofrecer a unos pocos elegidos 2 versiones previas a su lanzamiento al mercado. En concreto, una versión digital a la que sólo podrían optar 1000 afortunados y otra offline al alcance de una persona con mucha pasta. Te explico por separado.

Versión digital

Durante 5 días, James Patterson puso en la web selfdestructingbook, 1000 copias gratis del libro para que las 1000 personas más rápidas se las descargasen. Una vez que empezaron a leer, la cuenta atrás comenzó siendo imposible pararla ni cancelarla.

¿Eres lento y crees que no te daría tiempo? Lo siento, cuando la cuenta llegó a cero, la novela se difuminó por completo. Todo ello ante la mirada expectante de muchos curiosos que a través de la aplicación podían seguir en un mapa, el estado de aquellos que todavía seguían leyendo.

novela de James Patterson-Mapa de seguimiento

Versión offline

Al más puro estilo película americana, esta versión consistió en ofrecer a una persona capaz de pagar 294.038 dólares, la oportunidad de leer el libro de la forma más surrealista que jamás habías soñado.

Ese dinero incluía:

  • Billete de avión en primera clase para un lugar no revelado en una lujosa localización.
  • Ambiente totalmente relajado con todo tipo de lujos: champagne…
  • Un libro conectado a una bomba REAL y un equipo de SWAT sosteniéndolo.
  • Unos prismáticos de oro con los que podrías leer la novela a distancia.
  • Una lujosa cena de 5 platos con el mismísimo James Patterson.

Cuando el contador llego a 0, la bomba explotó de verdad y la experiencia llegó a su fin.

Dos experiencias, una más espectacular que otra, pero con el objetivo de enganchar a aquellas personas que cansadas de leer siempre de la misma forma, buscaban vivir una experiencia que les hiciese sudar y sobre todo, acelerar el ritmo de su corazón.

Mira qué pasada el vídeo de presentación. A mi me pone hasta nervioso.

En palabras de Patterson:

El negocio editorial necesita competir con las películas y con Internet.

Una pena que estas versiones sólo estuviesen disponibles para unos pocos y por poco tiempo. ¿Te imaginas que la única forma de leer este libro fuese exponiéndote al límite del tiempo? Seguramente más de uno como yo se acabaría el libro en lugar de terminar dejándolo en algún rincón perdido.

De todas formas, si a pesar de que ya simplemente sea una novela en formato normal, quieres comprártelo, puedes entrar la web de James Patterson y verás todas las opciones que tienes.

¿Crees que esta increíble presentación podría ser trasladable a otro tipo de productos? No sé, discos de música que sólo puedes escuchar durante un tiempo, películas, juegos…

¿Estarías dispuesto a vivir esta experiencia o eres de los que piensa que un libro es para toda la vida? Tras ver esto y los nuevos formatos de la Biblia, me queda claro que los tiempos están cambiando.

Lo bueno, se comparte.

Fotos vía: designboom/businessinsider