El año nuevo ya está aquí, es hora de hacerse a uno mismo esas promesas y resoluciones que luego no vamos ni de cerca a cumplir y estás algo cansado ya de eso, ¿te suena?.

Todos sabéis a qué me refiero. Tenemos muy buenas intenciones el 31 entre copas pero sabemos que una vez más acabaremos por beber y salir lo mismo o más, no entraremos al gym ni perderemos ni un sólo kilo, no conseguiremos organizar nuestra vida y no dejaremos de fumar.

¿Qué podemos hacer? ¿Otro año a frustrarnos con nosotros mismos por no alcanzar esas metas? Tiene que haber algo que podamos hacer los que tenemos poquita fuerza de voluntad para estas cosas.

Es con esa idea en mente que este año me he propuesto unas resoluciones totalmente distintas, un poquito más realistas y menos ambiciosas que digamos. No vais a encontrar nada de lo típico como aprender otro idioma, viajar etc, pero creo que realmente merecen la pena.

¿Cuántas crees que podrías cumplir tu?

Mis resoluciones para el año nuevo 2015

1. No enviar un mensaje de texto o whatsapp a una persona que está a menos de 50 metros de mi.

Esta me ha le propuesto porque creo que hoy en día es increíblemente fácil y difícil de cumplir a la vez.

Puede que tengas a tu familia o a tus amigos en la habitación de al lado y con 10 pasos o un grito puedas hablar con ellos, pero prefieres mandarme un whatsapp. ¿Por qué? ¿Tan difícil es comunicarse hoy en día? ¿O simplemente somos así de vagos?

Supongo que un poco de ambas, pero en cualquier caso para 2015 me propongo no tirar de whatsapp para hablar con alguien con quien podría hacerlo en persona sin moverme mucho.

Año nuevo - Resoluciones

2. Acostúmbrarme a llenar el tanque de gasolina hasta arriba

No me había parado a pensarlo hasta que me lo dijo un amigo, pero lo cierto es que no recuerdo la última vez que llegue a la gasolinera y llené el coche de gasolina hasta arriba.

Soy más de rozar el quedarme tirado que de verme con el tanque a medias. Por eso conseguir acostumbrarme este año a llenar el tanque por completo de vez en cuando no estaría mal.

Año nuevo - Llenar el tanque de gasolina

3. Nada de Whatsapp, Snapchat o Line con chicas borracho a las 6 am.

¡Qué necesaria es esta por Dios!. Prometo que, aunque sea una vez, sólo una vez durante mis borracheras de 2015, no terminaré la noche mandando mensajes de borracho a las 6 de la mañana.

Ya sabéis a qué me refiero. Ese mensaje que sabes que en algún momento, cuando te levantes resacoso al día siguiente, te vas a arrepentir de haber enviado. Y no hay vuelta atrás.

Es una promesa mucho más realista que la de no beber, que sabemos que no vamos cumplir, y nos ahorrará igualmente unos cuantos malos ratos al día siguiente.

año nuevo - nada mensajes borracho

4. Comprarme una planta y hacerla sobrevivir todo el año

Ojo, que esta puede ser más difícil de lo que parece. Todos hemos tenido alguna vez una planta, pero ¿quién no ha acabado pasando de ella hasta encontrársela seca? De nuevo, puede ser una forma realista de ponerte a prueba y obligarte a hacer algo durante todo el año.

Piensa en ella como si tuvieras un pez u otra mascota, no los dejarías morir de hambre, ¿no? Eso espero al menos. Además, yo no soy mucho de plantas, pero se supone que queda bien y le dará un toque de personalidad a tu casa.

Año nuevo - Cuidar una planta

5. Intentar salir en las fotos como una persona normal.

Si, esto es algo que todos vosotros víctimas de la moda del selfie habéis conseguido pegarme y de lo que no estoy nada orgulloso. ¿Qué tal si nos echamos unas fotos un poco más normales?

Solo pido un poco más de naturalidad por Dios, que se nota que salís super forzados en las fotos y que os habéis echado 50 hasta encontrar una que os guste. Esos ángulos forzados y morritos no engañan a nadie.

Yo también he caído en esto, y por eso me autoprometo no volver a hacerlo. 

Año nuevo - No more seflies

6. Más siestas y menos trabajar.

Para 2015 me propongo disfrutar un poco más de esas increíbles siestas después de comer. Si, me refiero a esas en las que te pones pijama y te metes en la cama y todo, no esa cabezadilla de 15 minutos antes de ponerte a trabajar de nuevo.

En lugar de obsesionarme tanto por trabajar y aprovechar el día, 2015 va a ser el año en el que aprenda a disfrutar de no hacer nada. El trabajo siempre estará ahí y habrá más y más. El sueño va y viene.

Año nuevo - Dormir más

7. Dejaré de retrasar el despertador de 10 minutos en 10 minutos hasta las 2 de la tarde

¿Qué puedo decir sobre esta? Realmente he llegado a retrasar el despertador tres horas de 10 en 10 minutos. Y os aseguro que no exagero.

El resultado final es salir de la cama prácticamente a la hora de comer sin haber conseguido nada: ni descansar bien ni aprovechar la mañana. ¡Otra lacra de mi vida que pienso borrar en 2015!

Año nuevo - Despertador

Como os decía antes son 7 resoluciones para año nuevo que, según yo lo veo, son realmente realistas y merece la pena intentar. No sirve de nada que nos propongamos aprender un idioma, no beber y perder 20 kilos cuando sabemos que ni nos vamos a acercar.

Pero pequeños detalles como estos si pueden realmente aportar algo y no frustrarnos al ver que no duramos ni 5 días intentándolo. ¿Tú que opinas? ¿Te sobra alguno? ¿Algún otro que quieras comentar?

 ¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: playbuzz / antena3 / thejournal / huffingtonpost / gizmodo