Con la llegada del calor, beber algo bien frío puede resultarnos un auténtico placer. ¿Y si pudiésemos bebernos algo frío en cualquier momento y en cualquier lugar? Pues eso ya es posible. Chill can, son las primeras latas que se enfrían solas. Así como lo lees, en 90 segundos pasan a estar frías y listas para beberlas.

Cónoce a cerca de estas revolucionarias latas de bebidas, pero ojo, no me hago responsable si te dan ganas de beberte una. Por las dudas comprueba tener alguna fría cerca y continúa leyendo. 😉

Latas que se enfrían solas

Latas que se enfrían solas

Estas latas que se enfrían solas tienen un sistema especial de autorefrigeración. Y en sólo 90 segundos, tu bebida estrará fría y lista para beberla. Sólo necesitas tres simples pasos:

  1. Colocas la lata en una superficie plana boca abajo
  2. Giras completamente la rosca de la base
  3. Una vez que ha dejado de “silvar” la das vuelta, la abres y te la bebes.

Super sencillo y rápido. Es un sistema ideal para zonas de refrigeración limitada. Con estas latas ya no necesitarás hielo.

A medida que se va enfriando la lata, podrás ver esas gotas que indican que esa lata necesita ser bebida. 😀

Termina la era de hielo

¿Hielo? ¿Eso qué es? Ah, sí, antiguamente se utilizaba para enfriar bebidas.

Quizás en un futuro pase esto y sólo haya latas autorefrigeradas. Aunque creo que falta bastante para que todas las empresas de bebidas inviertan en ello.

Pero imagina que sales de paseo, a hacer un poco de ejercicio, te vas con la bici, a caminar por la montaña, a pasar un rato con el kayak y te apetece una bebida fría. Qué bien vendría tener una lata de éstas ¿No?

Hace calor latas que se enfrian solas

Eso es lo bueno de las latas Chill Can, cuándo y dónde quieras tendrás tu bebida fría, eso sí que mola.

¿Y cómo funciona este sistema de autorefrigeración?

Chill Can, utiliza la tecnología MicroCool®. La lata tiene una Unidad de Intercambio de Calor (HEU). Una vez que se gira la base para enfriarse, la tecnología activa el CO2 almacenado en la unidad de intercambio de calor y se produce el enfriamiento de la bebida.

Chill Can en una tecnología patentada revolucionaria, segura y además respetuosa con el medioambiente. Sus creadores, Joseph Company International, llevan años investigando sobre los metodos de refrigeración.

Hace unos años, Joseph Company International, ya había presentado un proyecto junto a Pepsi, pero como no tenían el producto totalmente perfeccionado, la compañia de bebidas se echó atrás. El principal motivo fue que aquel proceso de enfriamiento afectaba la capa de ozono.

Desde ese momento, comenzaron a investigar sobre otros métodos de refrigeración que sean respetuosos con el planeta. Y finalmente la tecnología HEU cumplia con esos requisitos.

Esta tecnología ha recibido numerosos premios y reconocimientos. Desde premios de la Agencia de Protección Ambiental, la Armada Militar de los Estados Unidos, hasta el reconocimiento de la NASA.

Latas autorefrigeradas cuestan el doble que una normal

La cadena multinacional 7-eleven ha sido la primera en venderlas en sus tiendas de Estados Unidos. Estas primeras latas que se enfrian solas son de cafés de tres sabores diferentes.

Es la primera prueba, pero ya hay varias empresas de bebidas interesadas en este tipo de latas. ¿Habrá cervezas que se enfríen solas?

Primero deberán abaratar los costos, ya que el precio de las latas autorefrigeradas varía entre los 3 y 6 dólares. Es más caro que una lata cualquiera, para consumirlas a diario. Pero es ideal para irte de paseo y poder beber un refresco o cervecita fría en cualquier momento y en cualquier lugar, en especial dónde no hay tiendas cerca.

¿Crees que en un futuro habrá más de estas latas? ¿Quedarán obsoletas las latas que utilizamos ahora? ¿Qué piensas tú?

Acaso hablar de tanta bebida fría ¿te ha dado ganas de beberte una? Si tienes a mano alguna lata que se enfría sola pruébala y me cuéntas qué tal es. Y si sólo tienes de las otras, bebetela igual.

En ambos casos déjame tu comentario, quiero leerte. Por lo pronto yo abriré una a tu salud. 😀

Y no olvides de moverte y compartir, que para llegar a dónde uno queire sólo hay que moverse.

Buen finde #ViajerosInquietos. 😉

Imágenes vía: Fissac