Es entre muros de cemento y hormigón de grandes ciudades donde pueden encontrarse verdaderas obras de arte callejeras tan recónditas como llamativas, como un respiro entre el entorno urbano.

No son pocas las urbes conquistadas por el arte: desde los barrios más alternativos de Londres hasta los rincones de Nueva York

Estilos street característicos de cada firma partícipe son los más comunes de encontrar, pero, ¿sabes que también existe una ciudad de ciencia convertida en arte?

Bienvenidos a Leisen, la ciudad de ciencia convertida en arte

Para encontrar esta otra forma tan peculiar de arte tenemos que ir hasta la ciudad de Leisen, situada en los Países Bajos.

Esta ciudad neerlandesa ya alberga entre sus calles más de cien poemas con versos de Shakespeare, Borges o Quevedo, entre otros autores, y ahora se han combinado con fórmulas científicas.

Y es que un día, dos físicos de la Universidad de Leisen decidieron que si los poemas pintados eran cultura callejera, la ciencia no era menos.

Así, inspirados por los versos de la urbe, con brocha  pintura, comenzaron a pintar fórmulas históricas por todo Leisen.

Como atrapados por la sinestesia, afirman que las fórmulas pueden llegar a sentirse, incluso aunque no podamos comprenderlas del todo.

¡Vamos a probar a “sentirlas”!

Las ecuaciones del espacio-tiempo de Einstein

Existe un conjunto de diez fórmulas publicadas por Albert Einstein en el año 1915, las denominadas ecuaciones de campo, que tratan de explicar cómo la materia altera el espacio-tiempo.

ciudad de ciencia convertida en arte: Einstein

Plasmada sobre una montaña de ladrillos, podemos encontrar uno de los conceptos físicos más importantes de nuestra historia.

La refracción y la Ley de Snell

Si no conoces esta ley, al menos la has comprobado con tus ojos casi a diario: La Ley de Snell explica la refracción de la luz (u otra onda) al atravesar una superficie de separación entre dos medios que tienen distinta velocidad de propagación.

ciudad de ciencia convertida en arte: La Ley de Snell

O lo que viene a ser el ejemplo más común, esta ley explica por qué una pajita en nuestro vaso de agua parece estar rota.

Constantes de Oort

El físico Jan Oort explicó cómo se mueve nuestra Vía Láctea cuando aún no sabíamos si rotaba o no. Sus ideas llevaron a los primeros indicios de búsqueda de materia oscura, labor que lleva entreteniendo a astrónomos desde entonces.

ciudad de ciencia convertida en arte: las constantes de Oort

Contracción de Lorentz

Este es un efecto relativista que explica la contracción en la longitud de un cuerpo a medida que la velocidad de este se acerca a la velocidad de la luz.

ciudad de ciencia convertida en arte: la contracción de Lorentz

¡Que no parezca baladí! Fue una de las ideas que utilizó Einstein para desarrollar su teoría de la relatividad.

Aunque te he dejado las que más me han llamado la atención, si viajas a esta peculiar ciudad podrás dar con otras ecuaciones a modo de arte urbano. Y te pediré que nos dejes review de ello en los comentarios 😉

Sin más, si te ha gustado esto…¡Vamos, dale volumen y comparte!

Fuentes: NewsScientist, WikiMixed, CulturaCientifica, Xataka