Esta semana, en nuestro capítulo de vehículos de lujo que nos crean bastante envidia (sana), traemos las Luxury Mobility, unas casas de cuatro ruedas que harán que nuestro chalet de la playa parezca poco menos que una chabola.

Con un precio medio de 2 millones de libras (algo más de 2.800.000 euros) la gama de caravanas ofrecidas por la marca con base en Alemania varía entre casas con ruedas de súper lujo a palacios móviles ridículamente lujosos. Habitaciones de matrimonio más grandes que el salón de una casa normal, una barra de cocktail, un sistema de limpieza automático, decoración en mármol, calefacción en el suelo, varias televisiones de 40 pulgadas…

Vamos por partes, empecemos suave: su cabina de pilotaje.

Luxury mobility - Cabina de pilotaje

Luxury Mobility: el lujo cubierto de más lujo.

Subimos ahora «un poco» el listón y pasamos a la que es sin duda alguna la parte más impresionante de las Luxury Mobility: sus terrazas. Con sólo pulsar un botón el techo se abre como si de una película se tratara y nos encontramos con un bonito Chill-out discoteca con todo tipo de lujos.

Luxury mobility - Sky Lounge

Nada mal, ¿verdad? Veamos ahora cómo son su sala de estar y su habitación principal. Una cosa simple como sin duda estáis imaginando: un sofá, una pequeña tele de 40 pulgadas, una mesita para comer y una cama no muy amplia pero con pinta de acogedora, como no.

Luxury mobility - Salón Luxury mobility - Habitación principal

Incluye también un frigorífico del tamaño de una despensa normal, un sistema de altavoces mejor que el de Pacha Ibiza, horno, barbacoa… etc, etc.

 Nuestro objetivo no ha sido sólo introducir una nueva línea de vehículos de lujo, si no introducir a los usuarios en una nueva era.

Así define uno de los responsables de la creación de la caravana la idea principal con la que crearon la Luxury Mobility que, como podéis imaginar, donde más éxito está teniendo es en los países árabes, donde hay incluso una versión de caravana bañada en oro puro, la eleMMent Palazzo.

Luxury mobility - Dos pisos

Por ponerle una pega, que siempre nos gusta aunque sea para sentirnos mejor, igual que con el Bombardier 7000 con tanto lujo en el interior nos da la sensación de que descuidan su imagen exterior, que no es atractiva desde un punto de vista de diseño e imagen, no me digáis que su frontal no os recuerda al Fiat Multipla, catalogado como el coche más feo del mundo.

¿Qué opinas tú? ¿Lujo por lujo o avance tecnológico?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: luxurymobility / catersnewsagency