Ni Amsterdam, ni Jamaica. La capital mundial de la marihuana se llama Boulder y está en Colorado. Y es que, si hace poco os hablábamos de sus ya famosas recetas de sushi con marihuana, hoy van un paso más lejos y crean el primer campamento de vacaciones para los amantes de la marihuana: el cannacamp.

Marijuana camp. El campamento más verde que puedas imaginar.

«CannaCamp son 170 acres de paraíso. Te animamos a disfrutar en primera persona de las vistas impresionantes, la relajación y la hospitalidad de nuestro aislado resort en la montaña. Nuestro espacio ofrece a nuestros clientes una oportunidad sin precedente de experimentar la naturaleza y el cannabis en un entorno social cómodo y seguro»

Según afirma la propia empresa, se trata de la primera finca que permite el consumo de marihuana en todas sus zonas, lo que significa que podrías encenderte uno de ruta de senderismo, tomando el sol en la piscina, relajándote en el lago o en su salón de fumadores si te gusta más lo clásico. Todo esto, teniendo en cuenta que fumar está prohibido en todos los parques y espacios públicos del Estado, hacen la oferta de CannaCamp aún más atractiva.

Marijuana camp - Boulder

Como podéis empezar a imaginaros, este marijuana camp no se acerca mucho a la imagen tradicional de un campamento que tenemos en mente, y es que aunque también estén disponibles, la esencia del resort no son precisamente sus largas caminatas, manualidades o excursiones en canoa por el lago. Nada de eso.

La experiencia va más bien enfocada a esos fumetas que aman la calma y el aire libre pero que también buscan otras actividades y comodidades que van desde el cannabis yoga a una sesión de masajes con infusiones y aroma a marihuana pasando por una clase sobre cómo fabricarte tu propia pipa de cristal o cómo cocinar con cogollos.

Eso si, como podéis imaginar, toda esta libertad para fumar dónde o cuánto quieras no es gratis. Las tarifas empiezan desde 395 dólares por persona y noche, y eso sin incluir ni un cogollito de bienvenida. En cualquier caso, por un módico precio (cómo no), el personal del campamento se encargará de «proveer y recomendarte un menú con nuestros mejores cogollos, además de actividades y comidas».

Marijuana camp - oferta de actividades

En cualquier caso las instalaciones, propiedad del grupo Mary Juana (así de originales son), ofrecen las actividades típicas de todo campamento como senderismo, canoa, pesca, montar a caballo, etc. Una cosa no quita la otra, al fin y al cabo se trata de un campamento, ¿no?

Las actividades del campamento son lo suficientemente variadas para que incluso quien no esté interesado en el cannabis y su estilo de vida disfrutará de este retiro.

Para terminar, una pequeña demostración de otra de las actividades estrellas del campamento: el masaje de marihuana.

Lo dicho, a este ritmo dentro de unos cuantos años Boulder le quitará el título a Amsterdam de capital mundial de la marihuana. Primero hicieron de la marihuana su signo gastronómico, ahora los marijuana camp, ¿qué será lo próximo?

¿Qué opinas tú? ¿Pasarías una semana en el CannaCamp? ¿Crees que llegaremos a tener cosas similares en España?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: cannacamp / mashable