Cuántas veces has visto a alguien estornudando a tu lado y has pensado eso de ¨uff microbios, al final me va a poner malo¨

No nos gustan los microbios, es más, nos repelen los microbios. Esos ¨seres¨  invisibles que deambulan por nuestro alrededor sin que les veamos y que van enfermando a todo el que pueden. Ni de lejos los quiero.

Pero, ¿estás seguro que los microbios son tan malos? ¿No crees que pueden tener su lado bueno o que incluso, los necesitamos para vivir? Si estás pensando que no, es normal. De todas formas, lee estos datos que te voy a dar y luego seguimos comentando.

Los microbios generan la mitad de oxígeno que necesitamos

Los microbios se utilizan en la producción de biocarburantes y antibióticos

700 especies de microbios vienen en nuestra boca

70 tipos de hongos viven en un solo talón

En la pantalla del móvil podemos encontrar unas 25.000 bacterias por cm²

Nuestro cuerpo está compuesto por 1 kilo y medio de microbios sin los cuales moriríamos

100.000 millones de bacterias conviven con nosotros cada día

Nada mal, ¿no? Seguramente ahora no te parezca que estos minúsculos seres vivos son inútiles y sobre todo ajenos a nuestro día a día.

Por ello y con el objetivo de conocer más a estas criaturas invisibles y para entender cómo interactúan con los humanos, Haig Balian, el Director del zoo real de Ámsterdam, Artis, decidió llevar a cabo la creación Micropia, el primer zoo de microbios del mundo.

Una iniciativa que ha tenido un coste de 10 millones de euros y que fue inaugurada por la reina de los Países Bajos, Máxima Zorreiguieta en un acto para llamar a la calma de todos esos que pueden pensar que ir allí es sinónimo de contagio.

Y es que a pesar de lo que puedas estar pensando, este zoo nos ofrece otra visión del mundo. Una parte de la naturaleza nada peligrosa y cuya existencia es, como habrás podido ver en los datos que te di anteriormente, más que necesaria.

En palabras de Haig Balian, Director del Micropia:

¨Los zoos tienen tendencia a mostrar sólo una parte de la naturaleza, es decir, los animales grandes. Nosotros queremos mostrar la micronaturaleza¨.

Porque aunque puedas estar pensando que este zoo debe ser un coñazo, entre otras cosas, por lo pequeños que son los seres que nos enseñan, lo han hecho de tal forma que sólo con ver algunas de sus actividades dan ganas de echar el día entero. Eso sí, si eres mu escrupuloso, puede que prefieras no ir comido o directamente, quedarte en casa.

¿Qué podemos encontrar en Micropia?

Así, para empezar, si subimos a la primera planta del zoo podemos encontrar una pantalla gigante instalada en el techo del ascensor que nos muestra un ojo ampliado al máximo para que podamos ver todos los organismos que viven bajo nuestros párpados. Sí, debajo de nuestro párpado hay cosas que ni imaginamos. Primera rayada del día.

Si seguimos avanzando podremos encontrar una cosa que, aunque es muy interesante, tiene un punto muy asqueroso. Se llama ¨Kiss o Meter¨ y es un aparato que nos permite ver el número de microbios que se intercambian en un simple beso. Que agradable ¿no?, habría que probarlo recién levantados.

Otra cosa que podemos encontrar es un escáner de microbios que al pasar nos dirá cuantos microbios tenemos en nuestro cuerpo y donde los tenemos. Teniendo en cuenta que, como decía antes, pesan 1 kilo y medio, no debe haber pocos. Os dejo con este vídeo que, de forma chistosa, nos hace ver que nunca estamos solos. Siempre tenemos a nuestros amigos microbios con nosotros.

Y ya para ir terminando, y no desvelaros todo lo que podréis encontrar en Micropia, os diré que también nos ofrece la oportunidad de observar la reproducción de los microbios gracias a un microscopio 3D desarollado especialmente para este zoo y un modelo gigante del virus del Ébola (muy de moda hoy en día).

Así que ya sabes, si lo que quieres es tener una primera cita inolvidable o un día diferente con la familia, ve a Micropia, un zoo muy original y muy seguro con un coste de unos 14€ por entrada. Además, dicen que los niños vuelven a casa hablando de todo tipo de microbios en lugar de osos, leones o jirafas. Intelectual cuanto menos para unos niños, ¿no?

¨Una visita a Micropia cambiará la forma en la que ves el mundo¨ Haig Balian

Zoo Micropia

¿Dispuesto a comprar una entrada o demasiado arriesgado para tu gusto? Contadnos en los comentarios, compartid y luego ya sabéis, un buen lavado de manos nunca viene mal.

Fotos vía: micropia