¿Es la casa de tus sueños poco convencional? O más concretamente: ¿te gustaría vivir en un barco? Si tienes especial predilección por rodearte de agua, un habitáculo de Modul Go puede solucionarte la vida.

Si lo tuyo es estar en conexión con la naturaleza o simplemente vivir al más puro estilo Chanquete, este concepto de casa flotante te va a gustar. ¡No vale si te mareas fácilmente!

Modul Go: Diséñate una casa al nivel del mar

Quién le iba a decir a Max Zhivov, joven diseñador ruso, que encontraría la inspiración para crear estos peculiares yates Modul Go en los kits de construcción para niños y las instrucciones de IKEA para montar un mueble.

Así surgió Model Go

Este estilo de casas flotantes pretenden ser una solución al alcance de cualquier bolsillo para aquellas personas que cambian de hogar de cuando en cuando, siempre y cuando sea en el agua.

Como ves, el barco puede disponer de una sección con un par de habitaciones y una pequeña cocina, además de un módulo de repostaje, otro para carga de mercancías o incluso coches pequeños, etc.

¿Vivirías en un Model Go?

El caso es que estas casas se adaptan a la mayoría de requisitos específicos por parte de los clientes que Max ha tratado, y están organizados en plataformas básicas con medidas de 9 m x 4,5 m y 13 m x 6,5 m.

Tipos de Modul Go

Estas Modul Go están equipadas con motores eléctricos que funcionan según lo hagan los paneles solares que tiene instalados.

¡Y nada de construcciones tediosas! El diseño de estos habitáculos está hecho para que pueda ser fácilmente transportado por dos camiones, y después montado fácilmente por 4 personas en un par de días. ¡Touché!

Y para más personalización, este diseñador ruso sigue trabajando en ello, preparando una app que permite elegir el tipo de sección a instalar sobre la plataforma según las necesidades específicas de cada cliente, de forma que éste puede tener una preview de cómo quedaría todo en su smartphone y estimar un presupuesto

Así que ya sabes, aunque aún no podamos hacer cuentas, la idea suena más que bien. ¿Te animarías a vivir en el mar aunque fuese una temporada? ¡Toda una experiencia desde luego!

Como siempre te digo: Si te ha gustado esto…¡dale volumen y comparte!

Fuentes: designboom