Seguro que en muchas ocasiones habrás escuchado el dicho: “Más vale maña, que fuerza”. En el caso del profesor de Ghana, Owura Kwadwo, podríamos cambiarlo por: “Más vale tiza, que nada”.

¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo 😉

A falta de ordenadores, buenos son los colores

Y es que ser profesor de informática y no disponer de ordenadores para enseñar a tus alumnos, debe ser complicado, pero eso no es impedimento para Owura Kwadwo.

Owura es un profesor de Ghana, concretamente del colegio Kumasi, donde no disponen de las herramientas básicas para impartir la materia a los alumnos.

Owura Kwadwa, profesor del colegio Kumasi

Aunque para él, más que un impedimento, ha sido un reto y una oportunidad. Ha podido poner en valor su imaginación y sus dotes desarrolladas en sus estudios de artes visuales para que sus alumnos no se quedasen sin el conocimiento que necesitaban.

Porque el carecer de las herramientas no tiene por qué ser un obstáculo para que ellos no aprendan a utilizarlas y ponerlas en valor.

Así que tiza en mano, Owura dibujó toda la interfaz del procesador de textos Word en la pizarra para poder explicárselo a sus alumnos paso a paso.

Además, ellos debían copiarlo todo en sus cuadernos, para hacerse una idea de lo que verán cuando estén ante un ordenador y para que entiendan como funciona este programa a pesar de no tener acceso a él.

Owura, profesor de Ghana, dibujando el programa word

Y seguro que sus alumnos no tuvieron problema para entenderlo todo bien, porque además de ser un buen profesor, Owura dibujó con todo lujo de detalles el programa.

¿Qué consiguió este profesor de Ghana con su método?

Owura compartió a través de Facebook su método para que sus alumnos aprendiesen a utilizar Word sin necesidad de estar frente a un ordenador.

Y, como es normal, la publicación acabó compartiendose rápidamente debido al método tan diferente, pero efectivo, a la hora de enseñar el programa.

En el post de Facebook, este profesor de Ghana, explicaba que había sido un reto ser profesor de informática en un centro que carece de las herramientas básicas para su asignatura. Pero, no solo a él le faltan las herramientas, sino que sus compañeros también tienen que ingeniárselas en muchas ocasiones para sacar adelante la enseñanza de sus alumnos.

El profesor de Ghana dibujando en la pizarra

Gracias a esta publicación y a su viralidad, Owura comenzó a recibir multitud de mensajes de personas y compañías que estaban interesadas en donar equipos informáticos al colegio.

¿Lo mejor? Que recibió tal cantidad de mensajes que tuvo que reenviarlos a otros centros de la región que tenían el mismo problema. De esta forma, también tenían la oportunidad de conseguir un ordenador para sus alumnos.

Gracias al trabajo de Owura y a compartirlo, ahora estos chicos podrán tener la oportunidad de aprender con un ordenador de verdad y no con un dibujo en una pizarra.

Es triste ver las diferencias y la brecha tecnológica que existe todavía en las distintas regiones del mundo. Pero también es genial ver que hay profesores que se esfuerzan y ponen su pasión para que no se noten tanto estas diferencias.

¿Qué te parece el método que utilizó este profesor de Ghana? Déjame tu opinión en los comentarios. Y si quieres ver algo raruno, no te pierdas este post sobre la nueva moda en redes, Mukbang.

¡Ah! Y si te ha gustado, no te olvides que compartir es sonreír 😉

Imágenes e información: Xakata