*Actualización al final del artículo

Si te mola ir en bici estás de suerte, acaban de solucionarte el principal y más engorroso problema que puedas tener. ¿Cuál es ese problema? Bueno, si tengo que contestarte a esa pregunta, es que realmente no eres un auténtico friki de las bicis. Estamos hablando, por supuesto, de los pinchazos.

A casa a ensuciarte las manos y arreglarlo tú mismo o a alguna tienda a soltar billetes, eso no te lo quitaba nadie, ¿no? Pues ya te puedes olvidar. Ha llegado Patchnride.

Lo que daría yo porque hubiera una cosa similar para las motos…

Patchnride, la ruina de los talleres y las tiendas de bicis

La mecánica es tan simple que me resulta difícil entender por qué a nadie se le ha ocurrido antes. Piensa en un pinchazo pero a la inversa. Me explico un poco: si un pinchazo te abre un agujero en la goma debido a que algo desde fuera la rompe, lo que hace Patchnride es tan simple como taponar ese agujero desde dentro. Suena simple, ¿verdad? No necesitas más que esta pequeña herramienta para ahorrarte la pasta y no tener que ensuciarte las manos.

Aquí tienes un vídeo de su creador bastante explicativo, por si aún te quedan dudas. Aunque el vídeo está en inglés, no tienes que ser una lumbrera para entender cómo funciona el aparato en cuestión.

No necesitarás más de 60 segundos. Fácil, rápido y eficaz. Suena de lujo la verdad.

Patchnride, cómo funciona.

Si eres de los curiosos y la simple explicación de que es una herramienta que te arregla el pinchazo te parece que deja un poco que desear, aquí tienes un vídeo algo más técnico de cómo funciona exactamente. Eso sí, está en inglés, pero no te preocupes que después del vídeo os dejo un resumen-traducción.

Lo primero que tienes que hacer es, no podía ser de otra forma, localizar el pinchazo. Puedes fácilmente hacerlo con el plástico que te facilitan, ya que pasándolo por la superficie de la rueda se formarán unas burbujas donde esté el pinchazo. Primer paso resuelto.

Tras esto insertas el Patchnride en el agujero, moviéndolo circularmente para asegurarte que entra bien. Después, y manteniendo desliza hacia atrás el pequeño botón que tiene en un lateral para a continuación volver a ponerlo en su posición original. Ya has introducido el parche en la parte interior de la rueda, que se acoplará al agujero y lo sellará. Ahora sólo tienes que inflar la rueda con alguna bomba de la forma tradicional.

En el vídeo se ve perfectamente como al introducir la pequeña punta del Patchnride en la rueda y accionar su mecanismo el parche queda automáticamente adherido a la parte interior de la misma. Lo dicho: fácil, rápido y eficaz. ¿Qué más se puede pedir?

Patchnride - cómo funciona

El tema es que está aún pendiente de patente y su página web tan sólo nos permite reservarlo para ser los primeros que lo tengamos cuando salga a la luz. Como curiosidad contaros que el proyecto pedía mediante crowdfunding 5.000 dólares para su diseño, de los que a día de hoy ya ha recaudado más de 65.000. Es decir que podemos esperar que pronto esté en el mercado.

Ahora nos toca a los motoristas esperar a que alguien invente algo similar para las motos. ¡Esperemos que sea pronto!

¿Qué opinas del Patchnride? ¿Buen invento o crees que al final no conseguirá arreglar bien los pinchazos?

ACTUALIZACIÓN

Justo medio año después de que os hablásemos de Patchnride, sigue exactamente igual que cuando primero escuchamos hablar de él.

Patchnride - Actualización

Su página web sigue hablando de desarrollo y de que podemos reservarlo por 35 dólares. Justo al lado de un mensaje (en de la foto de arriba) que viene a decir que se enviará a principios de 2015… Además, llevan sin actualizar nada desde 2014.

Los inversores iniciales que financiaron los 65.000 euros de crowdfunding no deben estar muy contentos.

¡Comparte o calla para siempre!

Fuente: patchnride singletrackworld