En muchas ocasiones habrás oído a algún colega decir eso de que las setas mágicas abren la mente, pero demostrarlo lo tenia complicado,¿verdad?

Cuando leas este artículo mi consejo es que envíes el enlace a tu amigo antes de que te lo mande él a ti con el típico – Te lo dije – .

Examinaron en el cerebro los efectos del ingrediente de las setas mágicas (psilocibina) y éste fue el resultado.

Los científicos estudiaron los efectos de la sustancia química psicodélica de las setas mágicas y descubrieron que el cerebro humano muestra un patrón similar al del cerebro durante el sueño cuando se encuentra en un viaje de drogas que expande la mente.

Los efectos son similares a lo que experimentamos cuando soñamos, ¿curioso no?

El estudio encontró además que

estas sustancias pueden ayudar a curar la depresión y estimular la creatividad.

Setas mágicas

Las drogas piscodélicas como el LSD y las setas alucinógenas pueden alterar profundamente la forma en que experimentamos el mundo.

Para mi fue una sorpresa este resultado, cierto es que poco se sabe acerca de lo que sucede físicamente en el cerebro y entonces me pregunté:

¿Cómo lo hicieron? 

La mejor manera de entender cómo funciona el cerebro es perturbar el sistema de una manera notable y novedosa.

Las setas mágicas entre otras hacen precisamente esto, así que son herramientas poderosas para explorar lo que sucede en el cerebro cuando la conciencia se altera profundamente,

dijo DR. Enzo Tagliazucchi .

Y así fue como se desarrolló el estudio

Separaron a los voluntarios en dos grupos:

  • Un grupo de 15 voluntarios a los que investigadores inyectaron una dosis de psilocibina (sustancia química de las setas mágicas)
  • Y otro grupo no se le inyectó nada.

Utilizando la tecnología de imágenes cerebrales, los investigadores analizaron tanto las áreas del cerebro que se activan, como el nivel de sangre oxígeno-dependiente que monitoriza los niveles de actividad cerebral, en ambos grupos.

setas mágicas, imagen de cerebro

Esto les permitió determinar que la psilocibina incrementa el volumen de actividad en regiones del cerebro que normalmente se activan cuando soñamos, a la vez que aumenta la función cerebral en regiones que están asociadas con la emoción y la memoria.

Robin Carhart-Harris del Departamento de Medicina quien también trabajó en el estudio dijo:

Es como si alguien sube el volumen allí, en esas regiones que se consideran parte de un sistema emocional en el cerebro,

cuando nos fijamos en el cerebro durante el sueño, se ven los mismos centros de emoción hiperactivos.

setas mágicas

La gente describe tomar setas alucinógenas como la producción de un «estado de sueño o expansión de conciencia» y los hallazgos de este grupo de investigadores han sido una representación física de la experiencia en el cerebro.

La psilocibina redujo la actividad del cerebro que está asociada con nuestro sentido del yo o nuestro ego, disminuyendo el propio sentido de tener una firme y perdurable personalidad.

Lo que permite a los que toman setas mágicas considerar sus emociones de una manera diferente, más amplia y a menudo más positiva.

Robin Carhart -Harris escribió en un artículo para The Conversation:

Esto puede explicar por qué las drogas psicodélicas han sido consideradas facilitadoras útiles de ciertas formas de psicoterapia.

Los resultados son totalmente novedosos, por lo que su validez tiene que ser probada más allá y si se sostienen, es posible que finalmente nos dé una base biológica para la conciencia-expansión, que es una de las señas de identidad de una experiencia psicodélica.

Me fascinó ver similitudes entre el patrón de actividad cerebral en un estado psicodélico y el patrón de actividad cerebral durante el sueño,

sobre todo porque ambos implican las áreas primitivas del cerebro relacionadas con las emociones y la memoria.

Que no se te vaya de las manos

No puedo acabar este artículo sin decirte, que aunque este es un gran avance, no debes ser confiado. 😉  A estos voluntarios se les inyectó la dosis justa para el estudio.

Antes de probar las setas mágicas debes informarte de cuáles son sus efectos y cuál es la dosis apropiada.

A diferencia de los animales podemos medir lo que tomamos no creo que te guste acabar así «Consumir drogas está de moda en el reino animal»  🙂 😉

Estarás de acuerdo conmigo en que ese amigo tan «pesao» que siempre está dando la brasa porque «es el que todo lo sabe» al final resulta que tiene razón.

Yo como dije al principio para que no me diga el típico – Te lo dije – he decidido que va a ser la primera persona con la que voy a compartir este artículo.

¡Haz lo mismo! 😉