Aunque somos muchos los que hemos escuchado hablar de la cantidad de alimentos que se desperdician cada año y de las familias que podrían verse beneficiadas si esto cambiase, creo que no somos totalmente conscientes de la realidad en la que vivimos. Por ello, antes de nada, déjame que te de varios datos que creo que reflejan bastante bien la situación actual:

Los europeos tiramos la mitad de los que compramos cada año (179 kilos por habitante).

Más de 50.000 toneladas de comida fresca de los supermercados españoles acaban cada año en la basura.

Se podría alimentar a 43.000 familias de 4 miembros cada año con la comida que se tira a la basura.

El 60% de la comida que se desperdicia proviene de los supermercados.

Así, para empezar, parece bastante serio el problema que tenemos, ¿no? Normal que llevemos varios años asomándonos a la ventana y viendo a familias coger la comida que los supermercados tiran a la basura cada día.

Sainsbury´s y la lucha contra el desperdicio de alimentos

Porque ya muchas veces no es que lo supermercados quieran o no dar la comida que les sobra, es que la ley no permite que la gente transporte los alimentos sobrantes de los supermercados a los centros de ayuda o a las ONGs, entre otras cosas, porque no disponen de vehículos aptos para ello. Una gilipollez, perdona que te diga, teniendo en cuenta que toda la vida nuestros antepasados comían lo que había y ahora parece que nos puede matar un yogur caducado.

Bueno, al margen de lo que hagamos en nuestro país o no, quiero compartir contigo la iniciativa que ha llevado a cabo un supermercado de la pequeña ciudad de Cannock, Inglaterra. Una iniciativa que nos muestra una nueva forma de aprovechar esa comida que los supermercados no pueden ni vender, ni donar, ya sea porque no esté en el estado correcto o por leyes como las nuestras.

Sainsbury´s, un supermercado diferente

El desaprovechamiento de comida, como imaginarás, no es un problema que sólo tengamos en España o Europa. Estados Unidos es uno de los países que más desperdicios genera. Por ello, el Departamento de Sanidad de Nueva York decidió hace poco introducir un nuevo sistema para transformar los restos de comida que generan sus ciudadanos en electricidad para las casas.

Lo que ha sabido llevar a su terreno, y muy bien por cierto,  un supermercado de la cadena Sainsbury´s que, asociándose con la empresa de reciclaje de residuos Biffa, ha desarrollado un sistema por el cual transforma todos esos alimentos que al final del día no ha vendido y tampoco puede donar, en energía suficiente para alimentar el día a día de la tienda. Todo ello, aprovechando la planta de digestión anaeróbica de Biffa y un cable de 1.5 kilómetros de longitud que traslada la energía.

Una gran idea que, sin ninguna duda, es trasladable al resto de las tiendas de la cadena y al resto de supermercados del mundo, y que, además de mejorar la imagen de muchos de ellos, contribuiría al cuidado de algo por lo que tantos luchan como es el medio ambiente.

Supermercados Sainsbury´s

Un boom que acerca la utopía a la realidad

Y es que, como siempre, eso que al principio empiezan a hacer 4 ¨locos¨ está calando cada vez más en la sociedad hasta el punto de que las grandes compañías se están subiendo al carro.

Compañías como la cadena de restaurante Chipotle, de la que ya os hablamos en otro post y que decidió apostar sólo por productos 100% orgánicos, o marcas, quizás más conocidas para ti, como es la todopoderosa Nestlé.

Fíjate que curiosidad: hace más de un año, el presidente de Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, dijo que no era nada realista el querer satisfacer la demanda mundial de alimentos únicamente a través de productos orgánicos, asegurando que estos últimos rendían un 30% menos que los de agricultura convencional.

Y un año después vemos campañas de Nestlé hablando de lo mucho que apuestan por los productos orgánicos y de como la fruta, por poner un ejemplo, sube su valor un 90% sin usar componentes químicos.

¿Coherencia entre ambos comentarios? Ninguna, pero bueno, ya sabemos como funcionan estas cosas y cómo las marcas siempre hacen lo posible por hacernos ver que ellos también apuestan por aquello que se pone de moda. ¿Que hablamos de emprendimiento y de la necesidad de apoyar aquellos que tienen que levantar nuestra economía? Toma campañas de Telefónica, Banco Santander, Repsol…¿Que hablamos de cuidar el medio ambiente? Pues nada, todos a ello.

Y la verdad que yo encantado. Porque ya sea por mejorar su imagen de marca o por intentar desviar nuestra atención de muchas de las cosas que hacen, siempre que apuesten por hacer algo bueno, bienvenido sea.

A ver si continuamos así, los supermercados copian a Sainsbury´s y las compañías siguen intentando regalarnos los oídos. Todo sea porque dentro de poco tiempo, lo que parece una utopía, se convierta en una realidad.

¿Cómo ves tú la situación? ¿Tenemos fe en el cambio o seguimos soñando?

No te olvides de compartir 🙂

Fotos vía: j-sainsburyelmundo