The téléchargeurs - Mali

The téléchargeurs en Mali, innovando más que cualquier país europeo.

Durante las dos últimas décadas, los teléfonos móviles han marcado el comienzo de toda una revolución en las comunicaciones en África. En Mali, por ejemplo, tan sólo existen 120.000 líneas de teléfono fijo para una población total de 15 millones de habitantes. Esto, traducido a números relativos, representa una proporción de tan sólo 8 líneas fijas por cada 1.000 habitantes, cifra muy alejada de la de cualquier país europeo, España por ejemplo cuenta con una proporción de 326 por cada 1000 habitantes.

Por otra parte, y siguiendo con Mali, en 2012 ya había más móviles que ciudadanos. Esta situación a dado pie a un flujo de innovación a lo largo del país que bien que podría dejarnos a nosotros, los europeos, avergonzados: empresas que vía mensajes de texto hacen saber a los agricultores qué cultivos se están vendiendo mejor en qué mercados en tiempo real, campañas masivas para promover iniciativas públicas, y mil millones de ejemplos más. Hoy os queremos hablar de una de esas iniciativas cien por cien buscavidas: The téléchargeurs.

The téléchargeurs - Buscavidas en Mali

The Téléchargeurs: Spotify, iTunes y Apple Music en versión física.

Pese a las cifras anteriores y aquí empieza lo bueno, la gran mayoría de los malíes no tiene conexión a internet en el móvil. En la capital del país, Bamako, ha surgido un nuevo mercado en el que, prácticamente sentados hombro con hombro, los malíes se agazapan frente a pantallas de antiguos ordenadores descargando y descargando música. Son los llamados téléchargeurs, y han creado una versión offline de iTunes, Spotify y Apple Music todo en uno.

Desde el último éxito de David Guetta a los estilos más típicos de Mali, descargan y descargan música que luego transfieren, por un módico precio y a través de USBs, tarjetas de memoría o señal Bluetooth, a sus clientes. Estos clientes son malíes que tienen dispositivos móviles pero no tienen acceso a internet.

Hasta tal punto ha crecido este mercado, que todo tipo de artistas llevan su nuevo material a las calles de la capital y pagan a estos téléchargeurs para que escuchen y recomienden sus canciones a los posibles clientes, que luego lo comparten entre ellos vía Bluetooth.

The téléchargeurs - Spotify offline

Las tiendas del centro de Mali que ofrecen este tipo de servicios se han multiplicado de forma exponencial, los precios medios son de 50 francos CFA (0.08 dólares americanos) por canción y 100 francos CFA (0.16 dólares americanos) por película. Los clientes llegan con su tarjeta USB o su móvil y realizan cientos y cientos de descargas ilegales.

Como podéis imaginar, lo que hace posible esto es que los móviles que allí manejan rara vez son smartphones, si no de los clásicos que poco más pueden hacer que llamar y reproducir música.

The téléchargeurs - Móviles en Mali

Una innovación, como decíamos al principio, cien por cien buscavidas que bien podría tener bastante éxito en Europa si no fuera porque, no lo olvidemos, es ilegal. Como dice un viejo dicho, el hambre agudiza el ingenio, lo que podríamos traducir a este caso como que solo ante la escasez de medios surgen las mejores ideas.

[Tweet «The téléchargeurs, el mercado Spotify offline creado en Mali #NoSoloTendencias #Innovacion»]

¿Qué te parece a ti este nuevo mercado en Mali? ¿Te ha parecido interesante?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: froyo / textually / michael-zumstein

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Saiyajin SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Neodigit.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad