¿Te has cansado de viajar en bus, tren o coches compartidos en compañías que no volverías a repetir? ¡Pues seguramente querrás indagar en la alternativa que nos ofrece ahora la compañía Twisted Road!

En pocas palabras, esta plataforma se dedica al alquiler de motos en pocos pasos, para personas que sencillamente quieran lanzarse a la carretera cuanto antes.

Aunque seguro que ya conoces alguna otra compañía dedicada a este mismo nicho, el mensaje que desde Twisted Road transmiten me ha llamado especialmente la atención. ¡Deja que te cuente!

Twisted Road: Libertad de tu mapa a la carretera

Para captar la esencia de esta compañía, tenemos que remitirnos a la historia de su creador, de Austin Rothbard, quien encontró la inspiración en un viaje por el sureste de los Estados Unidos…En coche.

Austin Rothbard, de Twisted Road

Como él mismo cuenta al narrar el porqué de Twisted Road, estaba inmiscuyéndose en la belleza de los National Parks, del famoso Grand CanyonY entonces deseó más que nunca experimentar eso con la sensación de libertad que una moto ofrece.

No sólo extrañó su moto en esta ocasión, sino que recordó la sensación en los dos viajes siguientes a Moab y a Italia.

Así, Austin cuenta que:

Tenía entonces dos problemas: la necesidad de llevar una moto, y el desperdicio de tener la mía guardada en un garaje

Como curiosidad, ¿sabes dónde empezó realmente a trabajar para resolver estos problemas? En el cuarto de juegos de sus hijos (ya sabemos que la determinación no distingue entre sitios fancy).

La historia tras Twisted Road

Tras consultar la idea con empresarios, artistas y moteros, entre otras grandes variedades de grupos, consiguió tener cada vez más clara la visión de lo que más tarde sería Twisted Road:

Ride the World. I needed motorcycles everywhere

¡Más claro, el agua!

¡Vamos al grano! ¿Qué ofrece Twisted Road?

Para entender el flujo de trabajo en esta compañía, debes conocer las dos opciones posibles de aprovechar su plataforma:

  1. ¡Alquila una moto!: Escoge preferencias de marca, localización y precio e introduce los datos de tu licencia de conductor/a y tu seguro para poder reservar la que más te haya convencido. ¿Después? Concreta localización para recoger las llaves y..¡Enjoy the ride!
  2. ¡Ofrece la tuya!: A la inversa, tú introduces fotos, descripción y la info básica para darla a conocer, así como otros datos personales. Una vez validado todo, serás libre de escoger a quién le dejas las llaves.

Twisted Road

Una ruta veraniega por el norte de Europa, la famosa ruta 66, o incluso un tour por las costas andaluzas. ¡Se me ocurren tantas ideas que hacer a dos ruedas!

¿Cuál sería tu plan idílico a bordo de una moto ajena, como en este caso? ¡Te leo en los comentarios!

No te olvides: Si te ha gustado esto…¡dale volumen y comparte!

Fuentes: TheDrive, LA Times, PlayingWriter